'Almost There'
Una de las serigrafías de Pushwagner correspondientes a  'Family of Man', del año 1980 © Hariton Pushwagner

Largas filas de oficinistas, de coches en un eterno atasco, de mujeres seleccionando artículos de los estantes del supermercado... Harlton Pushwagner (Oslo-Noruega, 1940) ilustra desde hace décadas el terrorífico carrusel de la rutina, protagonizada por clones de ojos muy abiertos, que viven en edificios atestados de ventanas idénticas y funcionan como máquinas que por la noche duermen, pero no sueñan.

El museo Boijmans van beuningen de Róterdam (Holanda) anuncia para febrero de 2013 Pushwagner: Soft City (Pushwagner: Ciudad blanda) una gran exposición del artista, la primera en solitario fuera de Noruega, donde se le considera "el Munch contemporáneo". El autor, que en realidad se llama Terje Brofos, es en su país una figura de culto, excéntrica y provocadora, pero también visionaria. Muchos ven la semejanza con su compatriota el pintor expresionista Edvard Munch en la visión existencial que comparten del mundo.

La muestra recopilará ilustraciones, collage fotográficos, animaciones, pinturas, grabados y dibujos de los últimos 40 años de la carrera del autor y dedicará una especial atención a la novela gráfica Soft City (Ciudad blanda), la colección de serigrafías Family of Man (Familia del hombre) y la serie de trabajos de gran formato de Apocalypse Frieze (Friso apocalipsis).

Comentarios satíricos

Inspirado por la cultura del consumo estadounidense tras la II Guerra Mundial, el arte pop, la ciencia ficción, y la literatura beat —sobre todo por la novela de William Burroughs La máquina blanda (1961)— Pushwagner hace con su obra un comentario satírico sobre el poder y la avaricia en la sociedad del siglo XX. Las metrópolis inhumanas, la contaminación invivible, el control sobre las masas, los totalitarismos y la destrucción masiva convierten su producción artística en una reflexión sobre el presente.

Mezcla la cultura de consumo, el arte pop, la ciencia ficción, la literatura 'beat'... La novela gráfica Soft City, que creó entre 1969 y 1976 es considerada como uno de los trabajos más importantes del artista. En 154 páginas, ilustra la vida diaria en una urbe moderna: la madeja babélica se traduce en dibujos de gran complejidad técnica.

En Family of Man las repeticiones y el infinito también producen en las ilustraciones en rosa, blanco y negro un mosaico de detalles difíciles de capturar a primera vista. La culminación del laberinto es Apocalypse Frieze (1986-1993) que contiene la obra Jobkill (que se podría traducir por Trabajo de matar), realizada en 1987: la ilustración protagonizada por la autodestrucción y la muerte se considera una de las más detalladas jamás realizadas en la historia reciente del arte.