PNV cree que el camino a la paz y la convivencia no se hace en base a comunicados que "no indiquen el final" de ETA

Advierte de que en lo económico se está ante una "emergencia nacional" y el Ejecutivo del PNV deberá tomar "decisiones difíciles"
Urkullu
Urkullu
EUROPA PRESS

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado, en referencia al último comunicado de ETA, que el camino a la paz y la convivencia "no se hace en base a comunicados que no indiquen el final" de la banda terrorista y ha abogado por trabajar con "discreción". Asimismo, ha advertido de que en lo económico se está ante una "emergencia nacional" y que el próximo Ejecutivo deberá tomar "decisiones difíciles".

Urkullu ha intervenido este domingo en un acto en Sukarrieta (Bizkaia) con motivo del aniversario del fallecimiento de Sabino Arana, en el que ha estado acompañado por la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería, y los tres presidentes territoriales del PNV, entre otros cargos jeltzales.

En su intervención, el próximo lehendakari ha afirmado que "el camino a la paz y la convivencia" no se hace "en base a comunicados que no sea que indiquen el final, ni en base a escenificaciones, ni ruedas de prensa, ni entrevistas que mantengan posiciones anteriores".

Tras abogar por "trabajar con discreción hacia el camino a la paz y la convivencia", ha considerado que Euskadi "vive una oportunidad", ya que "sin violencia ni chantajes la democracia se impone".

"Por primera vez en nuestra historia moderna no hay amenaza de violencia que empañe nuestro horizonte. Sin violencia ni chantajes la democracia se impone. Y desde la democracia y en libertad todos los caminos están abiertos", ha subrayado.

Urkullu, que ha lamentado que se quiera seguir "estigmatizando fuera de contexto" la figura de Sabino Arana, ha subrayado que "somos un pueblo, el pueblo vasco", a pesar de quienes "se dicen también abertzales, pero pretenden hacer ver que es con ellos con quienes empieza todo rasgo de identidad nacional vasca".

En este contexto, ha remarcado que para ser una nación "no son precisas las fronteras, ni las físicas ni sobre todo las mentales", y ha abogado por "exprimir al máximo las herramientas del autogobierno con las que contamos". "Somos Europa, Europa es nuestra meta", ha añadido.

Tras recordar la abolición de los fueros y el nacimiento del Concierto Económico, el líder jeltzale lo ha calificado de "vestigio y continuación de la soberanía vasca originaria".

"Nosotros, el PNV, logramos recuperarlo y hemos sabido gestionarlo, actualizarlo y asegurarlo, también en Europa", ha defendido, para añadir que "esta soberanía económica que garantiza el Concierto es la que nos ha permitido crecer como nación".

A su juicio, se trata de un "instrumento de Estado", un estatus al que "otros hoy están aspirando para fraguar su potencialidad nacional", ha señalado en referencia a Cataluña y Escocia, quienes "buscan también crecer como naciones en Europa".

"En los nuevos tiempos de relaciones políticas e institucionales, Euskadi tiene ya una base sustentada que le permite seguir ganando terreno en su legítima aspiración de ser una nación en pie de igualdad en una nueva Europa", ha considerado.

Situación económica

Respecto a la actual coyuntura política, Urkullu ha reconocido que "vivimos tiempos de crisis" y ha remarcado que el problema se ha agravado porque "venimos de una parálisis de liderazgo institucional que corresponde al Gobierno, que en poco ha ayudado a plantar cara a una coyuntura tan dañina", en referencia al Ejecutivo de López.

En este contexto, ha reconocido que la situación económica es "difícil, muy difícil, la del país en general y la del Gobierno vasco en particular", para añadir que no quiere "entrar en polémicas".

"Vienen tiempos difíciles para la sociedad, tiempos difíciles para los representantes institucionales, tiempos difíciles para los partidos políticos. Tiempos difíciles para la política. Vienen tiempos difíciles para quienes desde el PNV vamos a tener que adoptar decisiones difíciles", ha advertido.

Tras abogar por primar la "recuperación económica y el empleo", el líder del PNV ha subrayado que en días pasados han presentado a las formaciones políticas las "bases sustanciales sobre las que deben centrarse los esfuerzos colectivos que el conjunto del país reclama".

"Los primeros pasos, encaminados a alcanzar alianzas sólidas en torno a dichos objetivos, han resultado infructuosos. Pero no vamos a cejar y menos cesar en el empeño. Euskadi pide acción. Vamos a comenzar a avanzar", ha indicado.

En su opinión se está ante una "emergencia nacional" y ha reconocido que no puede admitir que "alguien se niegue a arrimar el hombro".

"Aunque inicialmente constituyamos un ejecutivo en solitario, estamos dispuestos a compartir cuantas iniciativas, medidas y propuestas sean precisas para que la respuesta que demos a la crisis cuente con la fortaleza suficiente para hacerla eficaz", ha confesado.

Gobierno vasco y ajustes

En este sentido, ha advertido de que el próximo Gobierno vasco será un Ejecutivo que va a poner Euskadi "en acción y con la mayor urgencia", porque la sociedad así lo exige y ha advertido de que habrá que "ajustarse el cinturón".

"Sé que podremos cometer imperfecciones y errores. Pero vamos a actuar. Sabemos que son tiempos de dificultad, de apreturas. Tendremos que ajustarnos aún más el cinturón. El nuevo Gobierno no dirá lo que hay que hacer. Lo hará. El nuevo Gobierno no dirá que hay que adelgazar la administración. La adelgazará. El nuevo Gobierno no predicará la austeridad. La aplicará pero compatibilizada con el objetivo de la recuperación económica", ha enumerado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento