Junta aplaza hasta 2015 la penalización a través del canon de mejora autonómico a viviendas sin contadores individuales

La Junta de Andalucía ha aplazado hasta el 1 de enero de 2015 la entrada en vigor de la Disposición transitoria séptima de la vigente Ley 9/2010, de Aguas de Andalucía, que penaliza a aquellas viviendas que no disponen de contador individual. El objetivo que persigue la medida del Ejecutivo andaluz es que los ciudadanos con contadores colectivos "no vean incrementado su recibo y tengan el margen de tiempo suficiente para la necesaria adaptación de los contadores".

La Junta de Andalucía ha aplazado hasta el 1 de enero de 2015 la entrada en vigor de la Disposición transitoria séptima de la vigente Ley 9/2010, de Aguas de Andalucía, que penaliza a aquellas viviendas que no disponen de contador individual. El objetivo que persigue la medida del Ejecutivo andaluz es que los ciudadanos con contadores colectivos "no vean incrementado su recibo y tengan el margen de tiempo suficiente para la necesaria adaptación de los contadores".

La Ley de Aguas de Andalucía establece de fecha hasta el 31 de diciembre de 2012 para aplicar la cuota variable del canon en caso de contadores o sistemas de aforos colectivos, considerándose tantos usuarios como viviendas y locales, dividiéndose el consumo total por el número de usuarios, aplicándose la tarifa establecida según los usos que corresponden.

Así, una vez finalizado dicho plazo, los contadores o sistemas de aforos colectivos abonarían el canon de mejora autonómico que correspondiese al tramo del consumo total que marque el contador, sin que dicho consumo se dividiese por el número de usuarios del mismo. Lógicamente, ello supondría una importante subida en el importe del canon de mejora autonómico que debería abonar el titular del contador colectivo.

Esta medida tiene como objetivo incentivar a los usuarios con contadores colectivos (generalmente comunidades de vecinos) a realizar las instalaciones y obras necesarias en sus viviendas para transformar dichos contadores en contadores individuales (uno por vivienda). En este sentido, hay estudios que corroboran que cuando una comunidad de vecinos cambia el contador colectivo por contadores individuales se produce, casi con carácter inmediato, un importante ahorro en el consumo de agua en dicha comunidad.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que las instalaciones y obras necesarias para cambiar el contador colectivo por contadores individuales suelen ser costosas y, en muchos casos, incluso de difícil ejecución dada las características arquitectónicas de las edificaciones. Generalmente suelen ser los edificios más antiguos los que cuentan con estos contadores colectivos.

El Gobierno andaluz considera que "dado el actual contexto económico no parece apropiado sobrecargar a los usuarios con el elevado coste que supondría la realización de las mencionadas instalaciones y obras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento