Un jurado enjuiciará este lunes al varón de 40 años acusado de asesinar a su madre en Linares

Un jurado popular enjuiciará este lunes al varón de 40 años acusado de asesinar a su madre con un cuchillo el pasado 30 de septiembre, J.F.F. Será en una vista oral que acogerá la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Jaén, tal y como ha podido conocer Europa Press a través de fuentes judiciales.
Audiencia Provincial de Jaén
Audiencia Provincial de Jaén
EUROPA PRESS

Un jurado popular enjuiciará este lunes al varón de 40 años acusado de asesinar a su madre con un cuchillo el pasado 30 de septiembre, J.F.F. Será en una vista oral que acogerá la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Jaén, tal y como ha podido conocer Europa Press a través de fuentes judiciales.

En este juicio, la Fiscalía pedirá para el acusado 17 años de cárcel por un delito de asesinato, por el que solicita 15 años de prisión, y otro de lesiones agravadas hacia su hermano, delito por el que pide dos años de cárcel —ambos con la agravante de parentesco—. Presuntamente, el procesado le clavó a su hermano en el esternón el cuchillo con el que había agredido a su madre tras lanzarse éste contra el imputado para arrebatarle el arma.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, se recuerda que J.F.F. se encontraba en el domicilio familiar junto a sus padres y hermano menor en la madrugada del pasado 30 de septiembre. Así, los padres se despertaron sobre las 6,00 horas observando que el procesado aún no se había dormido, por lo que ambos se dirigieron al dormitorio para preguntarse qué le pasaba. Entonces, él les dijo que no se dormía insultándoles y diciéndoles que "estaban deseando que se durmiera para meter a hombres en la casa".

Ante esta situación, el padre iba a llamar a la policía, pero antes fue al baño mientras J.F.F., que se encuentra en prisión provisional desde el 2 de octubre de 2011, siguió discutiendo con la madre en su cuarto, pidiéndole la misma que se durmiera "que si no, lo iban a tener que ingresar en Úbeda (Jaén)", lo que desagradó al acusado, que "esperaba otra respuesta" por parte de su progenitora.

Tras esto, la víctima se dirigió a otro punto de la casa, momento en el que su hijo cogió de la mochila que guardaba en su dormitorio un cuchillo de cocina de 27 centímetros de largo, siendo la hoja del mismo puntiaguda de 14,8 centímetros de longitud. Con el arma oculta en el bolsillo, siguió a su progenitora por las escaleras y, en el pasillo de la entrada de la casa, la víctima se lo encontró de frente, momento en el que, sin mediar palabra, el acusado sacó el cuchillo y se abalanzó hacia su madre con intención de matarla tratando de clavarle el cuchillo en el cuello, lo que la víctima pudo evitar.

Según el escrito de acusación de Fiscalía, la mujer, muy asustada y totalmente indefensa, trató de huir avanzando varios pasos por el pasillo en dirección a la puerta de la vivienda para intentar salir a la calle a pedir auxilio. Sin embargo, J.F.F., aprovechando que se encontraba ella de espaldas, la agarró con la mano fuertemente por la cabeza y, sujetando el cuchillo con la mano derecha, le causó un corte de 5,8 centímetros en el mentón, otra herida de 13 centímetros en el mismo lugar, y otra de 15 centímetros que se extiende desde la zona izquierda submentoniana hasta acabar en la zona posterior del cuello, herida ésta que le causó la muerte por 'shock' hemorrágico.

Del mismo modo, el hijo menor, alertado por los gritos, acudió donde estaba su madre ya muerta, si bien junto a ella, de pie y con el cuchillo en la mano, se encontraba su hermano. Al ver lo que había hecho, se lanzó contra el acusado con al intención de quitarle el cuchillo y éste se lo clavó en el esternón, causándole diversas lesiones.

Pudo afilar el cuchillo

Tal y como relata el escrito de calificación, en el dormitorio del acusado se encontró el arma del crimen envuelta en una camiseta de hombre y, debajo de la cama del acusado fueron hallados dos cinturones de cuero cortados de forma pareja a tozos, sin restos de sangre, que, presuntamente, sirvieron al acusado para afilar el acuchillo y comprobar que el mismo estaba suficientemente afilado.

Por otra parte, el Ministerio Fiscal ha señalado que el acusado padece un trastorno delirante, persistente e inconmovible, de ideas de perjuicio y sexuales, en ausencia de otros síntomas psicopatológicos, que le afecta gravemente su capacidad de conocer correctamente y obrar conforme a tal comprensión.

Por todo ello, la Fiscalía ha solicitado 17 años de prisión para J.F.F. así como indemnizar a su hermano en la cantidad de 23.000 euros por la pérdida de su madre y por los días que estuvo ingresado en el hospital, días impeditivos y secuelas, a su padre en 100.000 euros por la pérdida de su cónyuge y a su otra hermana en 20.000 euros por la pérdida de su progenitora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento