¿Cómo sería el Estado catalán el día después de su creación?

  • Los expertos confirman que una Cataluña independiente sería viable, pero con matices.
  • Cataluña podría tener unos ingresos adicionales de 13.617 millones o, en el peor de los escenarios, podría caer un 80% la venta de productos de consumo.
  • El Instituto de Estudios Económicos augura una situación "catastrófica" en Cataluña en el caso de que las exportaciones en España se redujeran un 50%.
  • Fuentes del CSIC señalan una merma de ingresos en la Seguridad Social catalana si el comercio y las inversiones se resintieran por un boicot español.
  • La sostenibilidad del resto de España sería peor sin Cataluña por la bajada de ingresos.
La bandera 'estelada'.
La bandera 'estelada'.
ARCHIVO

¿Cataluña sería viable en caso de que se declarara independiente? ¿Continuaría dentro de Europa? ¿Volverían las fronteras y los aranceles? ¿Sería más rica o más pobre? Desde el momento en que Artur Mas planteó en Madrid el derecho a decidir del pueblo catalán tras la masiva manifestación de la Diada, se ha puesto encima de la mesa el debate sobre el día siguiente de una supuesta secesión. Analizamos los pros y contras de un nuevo Estado catalán.

Los expertos consultados confirman que una Cataluña independiente sería viable, pero con matices. Para Xavier Cuadras, profesor de Economía y Empresa de la UPF, incluso "podría ser más rica de lo que es ahora". Por el contrario, el economista Ángel de la Fuente, miembro del Insituto de Análisis Económico del CSIC, afirma que "seguramente, una Cataluña independiente sería más pobre que una integrada en España". Coinciden en puntualizar que el escenario cambiaría, y mucho, dependiendo de si Cataluña estuviera dentro o fuera de la UE.

¿Qué dicen los estudios? Núria Bosch, profesora de Economía de la UB, sostiene en un informe que una Cataluña independiente tendría unos ingresos adicionales de 49.000 millones de euros, que es el que paga en impuestos al Estado español, pero a la vez unos gastos añadidos de 35.400 millones, dado que se debería hacer cargo de las nuevas competencias. Quedaría, pues, una ganancia de 13.617 millones, es decir, el 7% del PIB.

Un estudio de Convivencia Cívica Catalana, entidad que convocó la manifestación del 12 de octubre, defiende que "una Cataluña independiente sería viable", pero su PIB caería un 20% y el paro subiría un 17%. "Habrá efectos negativos sobre los flujos de comercio e inversión que seguramente se comerían cualquier ahorro fiscal", opina De la Fuente.

Cuadras cree que, en el peor de los escenarios, podría haber una caída del 80% de las ventas de productos de consumo, algo que implicaría un retroceso del PIB catalán equivalente al déficit fiscal actual y que se superaría con la exportación. Este jueves, el Instituto de Estudios Económicos auguró una situación "catastrófica", con una caída de la ocupación del 25%, en el caso de que las exportaciones en España se redujeran un 50%. Bosch y Cuadras coinciden en que no se impondrían fronteras ni aranceles, sino que se establecerían tratados de libre comercio y circulación de personas. De la Fuente incide en que esto "necesita su tiempo".

¿Dentro o fuera de la Unión Europea?

"No queremos pronunciarnos mientras sea una cuestión hipotética", ha dicho la Unión Europea. Los detractores de la independencia esgrimen el artículo 4.2 del Tratado de la UE. Los defensores se remiten a sentencias del Tribunal de la Haya, de Naciones Unidas, acuerdos del Consejo de Europa, convenios y tratados internacionales, que aceptarían la independencia si el pueblo lo votara así.

¿El pago de pensiones y subsidios estaría garantizado?

El sistema de pensiones español es de reparto, lo que quiere decir que los trabajadores de ahora pagan las jubilaciones de quienes ya se han retirado. Del mismo modo, en una Cataluña independiente, quienes cotizaran en aquel momento, garantizarían las pensiones de quienes ya no trabajan. Por lo tanto, los economistas concluyen que las pensiones y subsidios estarían garantizados en un Estado catalán.

"En principio, una Cataluña independiente no tendría por qué tener mayores dificultades que el resto de España para pagar sus pensiones", confirma Ángel de la Fuente, del CSIC, pero señala una merma de ingresos en la Seguridad Social catalana en caso de que el comercio y las inversiones se resintieran por un boicot español.

Para el profesor Xavier Cuadras, "las pensiones y los subsidios, como por ejemplo el paro, se podrán financiar sin problemas". Y la profesora Núria Bosch alerta de que "la sostenibilidad del resto de España sería peor sin Cataluña, el sistema sería menos sostenible" por la bajada de ingresos.

El Estado español es quien tiene la información sobre los años cotizados y se debería negociar la cesión de stos datos. Con todo, Bosch apunta que sin colaboración "se podría hacer igualmente, pero sería más costoso".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento