Los herederos de Tolkien piden a Warner más de 60 millones de euros por infringir el 'copyright'

  • Los sucesores del novelista han demandado a la productora por usar los personajes de Tolkien  en juegos online y casinos, algo que no han aprobado.
  • Aseguran que tanto Warner como su filial New Line Productions han excedido los límites del contrado de explotación de derechos de imagen.
Gandalf, en uno de los típicos paisajes de la película 'El Hobbit'.
Gandalf, en uno de los típicos paisajes de la película 'El Hobbit'.
Warner

Los sucesores del escritor J. R. R. Tolkienestán en pie de guerra.

Los herederos del novelista y propietarios de los derechos de sus obras han interpuesto una demanda contra Warner Bros. y el resto de compañías que han contribuido a producir El Hobbit por exceder los "límites del contrato de explotación de los derechos de imagen" de la creación del autor británico.

Al parecer, lo que ha enfadado —y mucho— a los sucesores de Tolkien es haberse encontrado a los personajes de El señor de los Anillos y de El Hobbit en máquinas tragaperras y juegos online, ya que este uso no había sido aprobado, según alegan.

Esto ha hecho que los parientes del novelista hayan interpuesto una demanda en la que piden 80 millones de dólares (62,5 millones de euros) a Warner por la infracción del copyright y haber distribuido productos relaciones con el escritor sin autorización.

Según reza la demanda —presentada el miércoles ante un tribunal en Los Ángeles— Warner, su filial New Line Productions y Middle-earth Enterprises —que han adquirido los derechos de la obra para producir sus famosas películas— han abusado de los derechos de autor que solamente cubrirían una pequeña parte del merchandising, en particular, "la venta de productos tangibles, como figuras, papelería, productos para el hogar, ropa, etc" y en ningún caso "el derecho de reproducción a través de medios electrónicos (como Internet), la explotación a través de los medios de comunicación todavía por desarrollar y otros bienes intangibles, como la prestación de servicios".

Los demandantes creen que las firmas demandadas han actuado así por "el gran éxito de la saga".

No es la primera vez que las cuestiones monetarias empañan los negocios en torno a la trilogía de El señor de los anillos. El Tolkien Trust, grupo británico que gestiona el legado del famoso escritor, propiedad del magnate Rupert Murdoch, ya demandó en 2008 a New Line Cinema, productora de la trilogía, por valor de 150 millones de dólares -unos 103 millones de euros-  por no haberle entregado su parte proporcional de los beneficios obtenidos por las tres exitosas películas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento