Carlos Delgado
Carlos Delgado, posando con los testículos del animal cazado sobre su cabeza. ÚLTIMA HORA

Al consejero de Turismo de Baleares, Carlos Delgado (del Partido Popular), difícilmente se le olvidará la cacería a la que acudió en 2011, cuando todavía era alcalde del municipio de Calvià.

Al finalizar aquella jornada de caza, Delgado se tomó unas fotos, que han salido ahora a la luz pública, en las que se le ve, sonriente, sentado encima del cadáver de un ciervo y con los testículos del animal colocados a modo de trofeo de caza sobre su cabeza.

En otra de las fotografías, el consejero aparece con el rifle en una mano posando junto al animal abatido. Las imágenes, publicadas en su edición dominical por el periódico Última Hora, han provocado una fuerte reacción en contra, canalizada principalmente a través de las redes sociales. En otra de las fotografías, el consejero posa con un rifle junto al animal abatido

Además, las reacciones políticas y de defensores del los animales a la publicación de estas imágenes no se han hecho esperar. Así, el coordinador de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales' (APDDA), Chesús Yuste, considera que las fotos del consejero son un  ejemplo de "maltrato animal".

El también diputado de CHA insiste en que imágenes de ese tipo degradan a quienes las protagonizan y forman parte de la cultura de maltrato animal instalada en algunos sectores de la sociedad española. En su opinión, este tipo de prácticas deberían erradicarse. "No hay más que ver las imágenes para entender que descalifican a sus autores y, por lo tanto creo, que ese maltrato animal, dado en algunos sectores cualificados que cazan, debería desaparecer por el bien de todos y la salud mental de la sociedad", ha defendido el aragonesista.

Es más, cree que este tipo de fotografías y prácticas "sólo dañan la imagen de España". De hecho, se pregunta "qué tipo de promoción del turismo hace el consejero en cuestión" con este tipo de imágenes, que devuelven al país al siglo XIX y no al XXI.