Seis meses de prisión para el joven que robo hace seis años el cráneo del "Papa Luna"

  • Escondieron la urna en una caseta propiedad de sus padres
  • Se espera que el cráneo se quede en la localidad de Illuesca
El juzgado de lo Penal número 6 de Zaragoza ha condenado a seis meses de prisión, a sustituir por una multa de 2.190 euros, al joven que robó el supuesto cráneo de Pedro Martínez de Luna, Benedicto XIII, conocido como el "Papa Luna", del Palacio de los Condes de Argillo de Sabiñán.
La sentencia, hecha pública hoy, condena a Santiago Miñana Marco, "autor penalmente responsable de un delito agravado de robo con fuerza en las cosas", por robar la urna que contenía el cráneo del "Papa Luna" la madrugada del 6 al 7 de abril de 2000.

El relato de los hechos que la sala considera probados indica que el acusado, en compañía de su hermano menor de edad, O.M.M., y con ánimo de obtener "ilícito beneficio", se dirigió a la citada casa, propiedad de la familia Olazábal, y "aprovechando que estaba deshabitada y en estado de conservación ruinoso", accedió a su interior para coger la urna, que se encontraba en un "peculiar armario empotrado".

Los dos hermanos escondieron el cráneo debajo de unos sacos y unas cajas en una caseta denominada "La Mejora", situada en el paraje Campuchal de Mores, en Zaragoza, que sus padres tenían alquilada, y tras dejar pasar un tiempo, dada la repercusión que tuvo el robo, el acusado envió una carta anónima al alcalde de la localidad zaragozana de Illueca con un texto manuscrito y un carrete de fotos.

Según la sentencia, la carta decía textualmente que "si querían la cabeza del 'Papa Luna' debían revelar las fotos, que se pondría en contacto con ellos y que se llamaba 'Jesús Antonio, el coleccionista'".

No obstante, gracias a las investigaciones policiales llevadas a cabo se pudo recuperar la urna y el cráneo robado el 12 de septiembre de 2000, y que será entregado a sus legítimos dueños. El gobierno aragonés solicitó una prueba de ADN para determinar si el resto óseo encontrado corresponde realmente a Benedicto XIII.

El "Papa Luna" fue uno de los protagonistas del conocido como Cisma de Occidente dentro de Iglesia Católica, que terminó con su ex comunión y su declaración como hereje por el Papa Alejandro V.

El Ayuntamiento de Illueca aspira a que el cráneo pase a la localidad y quede depositado en el Palacio del Papa Luna, donde nació Benedicto XIII y donde descansaron sus restos mortales desde mediados del siglo XV -unos años después de que muriera en Peñíscola, Castellón- hasta la Guerra de la Independencia, cuando las tropas francesas saquearon el castillo-palacio de Illueca.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento