Huelga de hambre
Los cinco trabajadores de Teléfonica, en huelga de hambre permanente en Barcelona. Plataforma Marcos Readmissió

Este lunes es el décimoquinto día a base de agua y suero, y así piensan continuar hasta no se sabe cuándo. Cinco trabajadores de Teléfonica en Barcelona empiezan su tercera semana de huelga de hambre sine die en protesta por el despido "improcedente" de un compañero.

Tras más de 20 años en la compañía, Marcos Andrés Armenteros, que sufre una hernia discal y causó varias bajas médicas "justificadas", fue despedido por la compañía en 2011. El artículo 52d del Estatuto de los trabajadores permite echar a un empleado si acumula "faltas de asistencia, aún justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos".

Los sindicalistas creen que una empresa que tiene beneficios no puede anunciar despidosArmenteros denunció a Telefónica y los tribunales consideraron el despido nulo, por lo que fue readmitido. Sin embargo, tras ocho meses trabajando de nuevo, la empresa recurrió y el despido pasó de nulo a improcedente, por lo que está en paro desde el pasado mes de julio. Además, fuentes sindicales señalan que este empleado había salido elegido para ir de número tres en las listas del sindicato mayoritario Co.bas-ec (En construcción) cuando ya se había anunciado el ERE que afectaba a 6.500 trabajadores.

Telefónica pagó la indemnización por despido improcedente

Por su parte, fuentes de la compañía han indicado a 20minutos.es que Telefónica "cumplió la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña" al haber abonado una indemnización al trabajador por tratarse de un despido improcedente.

Esta sentencia del TSJC podría haber sido recurrida presentando ante el Tribunal Supremo un recurso de casación, una vía que por el momento Armenteros no ha elegido.

Una protesta "permanente"

Cuatro compañeros, también sindicalistas, se han unido a la protesta de Armenteros por solidaridad. Se trata de Laurentino González, Alberto Díez, Carles Bayena y Josep Bell. Este último ha explicado a 20minutos.es que este mismo lunes los ha visitado el médico y les ha dicho que deben hacerse controles cada tres días para ir decidiendo si pueden continuar o no con la huelga de hambre. "Ya dijimos que esta protesta es sine die porque una empresa que tiene beneficios no puede anunciar despidos", asegura Bell.

Telefónica explica que la sentencia podía haber sido recurrida, pero que el trabajador no lo ha hecho El local del comité de empresa, en la calle Marqués del Campo Sagrado, 23, de Barcelona, es la casa de estos huelguistas desde hace 15 días y no se mueven de allí. "Nos han visitado representantes de varios partidos, como los de ICV, ERC, Solidaritat, las CUP e incluso Cayo Lara, de Izquierda Unida", explica Bell. Lara, que ha tachado el despido de Armenteros de "absolutamente injusto", ha recordado que la compañía, hace dos años, con diez mil millones de beneficios, despidió a 3.000 empleados.

Además, los compañeros de Armenteros han organizado varios actos de protesta como una flashmob el pasado martes. Unas 200 personas vestidas con camisetas azules y encapuchados con bolsas que decían Sí, soy rentable cortaron la avenida Paral·lel y portaron pancartas negras con el lema Telefónicos en huelga de hambre. La siguiente será este miércoles, a las 16.00 horas, ante el edificio Diagonal 00 de Telefònica, en el Fòrum. La protesta coincide con el Movil Forum Conference 2010, en el que está previsto que participen Kim Faura, director general de Telefónica Catalunya; Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España; y Xavier Trias, alcalde de Barcelona.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.