Elecciones catalanas.
Reyes, Ortega, Camats, Lucena, Rovira, Cañas y Bertran. ARCHIVO

Todos hablan con la confianza de que estas elecciones no son como las otras. Frases como "nos jugamos el futuro" encajan tanto en los partidos de derechas como de izquierdas, independentistas o centralistas. Los segundos de la lista explican que tienen una responsabilidad muy clara: llegar con su mensaje allá donde no puede hacerlo el número uno. Todo un reto en unas elecciones convocadas antes de lo previsto.

Sólo Jordi Cañas (C’@s) confirma que la campaña lo ha cogido a contrapie. "Un año y diez meses de legislatura en plena catástrofe económica... sorprende a todo el mundo menos a CIU", explica Cañas, que rechaza definirse como político:"Me dedico a la política", matiza.

Los números dos son todo un símbolo y ellos son conscientes. "Es un honor" o "una responsabilidad" son algunas de las expresiones que usan para definir qué significa para ellos, y más teniendo en cuenta que, según las encuestas, serán diputados la próxima legislatura.

El más novel es Mauricio Lucena (PSC). Tras pasar por tres ministerios de Zapatero, este economista de 36 años ha aceptado una "oportunidad inesperada". "Con esta decisión no he hecho un negocio: supone un cambio profesional y geográfico muy gordo", afirma, y concluye que "probablemente a la política le hacen falta más economistas", dada la crisis actual.

Marta Rovira es una de las caras de la regeneración de ERC. Es la candidata que contagia más optimismo al destacar que tiene entre manos "un reto importante porque es un momento muy histórico para el país".

Para Dolors Camats, una de las voces más autorizadas de ICV-EUiA, "hay gana de políticos y de que nos explicamos y nos mojemos". Quiere demostrar que "alguien puede hacer frente a la derecha". Joana Ortega (CIU), vicepresidenta en la última legislatura, reivindica que tras la Diada, "que no dejó a nadie indiferente, hacía falta trasladar la voz de la gente a las urnas" y apuesta por "poder decidir pacíficamente, libremente, legalmente y democráticamente el futuro que queremos".

Desde Solidaridad, Uriel Bertran cree que "se abre un escenario nuevo en el país", en el que su partido "ha de llevar el Parlamento hacia la independencia, porque sino se eternizará el proceso".

Manuel Reyes (PPC) tiene claro su objetivo de campaña: "Parar el impulso hacia la independencia". Cree que Mas "quiere romper en vez de colaborar".

¿Quieren ser el número uno?

Hay respuestas más claras y otras más ambiguas. Lucena, Rovira y Cañas se ríen y niegan esta responsabilidad, al menos, a corto plazo. Para Manuel Reyes, su papel como alcalde de Castelldefels es el principal. Ortega dice que "ahora no es momento de personalismos", Camats afirma que está "muy cómoda" y Uriel Bertran dice que "estará donde quieran los compañeros".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.