El dueño del bar denunciado por echar a una pareja gay asegura que los jóvenes le insultaron primero

  • Según los jóvenes, los echó del bar amenazándolos con un barra de hierro.
  • Ellos dicen que ocasionalmente se besaban "como cualquier pareja".
  • Y que los acusaba de dar un "espectáculo pornográfico".
El propietario del bar, tras el juicio rápido celebrado en Sevilla (Foto: Efe)
El propietario del bar, tras el juicio rápido celebrado en Sevilla (Foto: Efe)
José Manuel Vida/Efe

El propietario del bar denunciado el pasado sábado por una pareja de homosexuales por echarlos del local tras darse unos besos ha negado los hechos durante un juicio rápido celebrado este lunes en Sevilla.

El denunciado declaró que sólo les llamó la atención y que fueron ellos los que lo insultaron primero.

Sólo les llamé la atención y fueron ellos los que me insultaron primero
Tras el juicio, que
quedó visto para sentencia, el acusado dijo, en declaraciones a los periodistas, que los jóvenes estaban "tocándose como si fuera una película porno, porque seguramente estarían borrachos", una situación, que según concretó,
incomodaba a los clientes del bar que estaban desayunando.

Los acusó también de intentar agredirle y de llamarle "facha" y según su versión, les dijo que sólo les daría el libro de reclamaciones en presencia de la Policía.

La declaración del propietario fue confirmada por una testigo, que calificó al acusado de "hombre nervioso" y negó que amenazara a los jóvenes con una barra de hierro como alegaron en su declaración.

Según sus palabras  "la situación estaba tensa y mientras discutían, el dueño tenía un cuchillo de las tostadas en la mano, pero no salió en ningún momento del mostrador".

Insultos por ambas partes

La testigo dejó claro que los insultos fueron por ambas partes y aseguró que la actitud de los denunciantes no era la correcta.

Estas palabras suscitaron una discusión entre varios asistentes al juicio, quienes defendieron el derecho a mostrar sus sentimientos de las parejas homosexuales y acusaron tanto al dueño como a los testigos que aportó la defensa.

En el otro lado, el abogado de la acusación, Manuel Salazar, explicó que ha pedido una condena de una multa, que calificó de "simbólica" para evitar que estos hechos vuelvan a repetirse.

El abogado declaró que no se pide una condena "gravosa" para el acusado porque ha sido una falta leve y atribuyó a la edad y la educación del propietario esta reacción.

Negó también que los jóvenes estuvieran ebrios, tachó de "homófobo y vejatorio" el trato que se les dio y concretó que la lógica de los acontecimientos y la declaración de los denunciantes "deja claro que la agresión con la barra de hierro se hizo efectiva", a pesar de que el acusado la negó en todo momento.

Expulsados por besarse

La pareja de homosexuales denunció el pasado sábado al propietario del bar situado en la calle Feria de la capital hispalense por mostrar con ellos una "conducta homófoba e irrespetuosa", ya que, según indicaron, los echó del bar en el que ambos desayunaban insultándolos y blandiendo una barra de hierro.

Uno de los afectados, Francisco, de 22 años, relató que, una vez en el bar y sentados en la terraza del establecimiento, leían el periódico y, en ocasiones, se besaban "como cualquier pareja normal", ante lo que el dueño desde la barra comenzó a gritar indicándoles que "pagaran ya, se fueran y dejaran de dar ese espectáculo pornográfico".

Asimismo, Francisco señaló que el propietario del bar continuó diciendo que "no tenían por qué aguantar mariconeos".

El afectado pidió la hoja de reclamaciones, a lo que el dueño contestó con un insulto, les acusó de estar borrachos y añadió que para darles el mencionado libro, "tendría que venir la Policía", lo que provocó que el joven alertara a la Policía Nacional.

A continuación, los afectados  presenciaron como el hombre "se puso excesivamente violento" e instantes después "sacó un palo de hierro de detrás de la barra" lo que provocó la salida inmediata de ambos del bar.

A la llegada de la Policía, denunciaron los hechos y fueron citados para un juicio rápido que ha tenido lugar este lunes.

"Hemos recibido mucho apoyo"

Uno de los afectados manifestó que su intención no es "arruinarle la vida a ese hombre ni mucho menos, ni siquiera que cambie su mentalidad, simplemente que respete ya que en un sitio público no se puede discriminar a alguien de esta forma".

Al hilo de esto, indicó que han recibido mucho apoyo de diversas organizaciones como la Federación Colega, que los acompañará mañana al juicio, la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT) o Izquierda Unida.

Así, el afectado, que indicó que no desea hacer pública su identidad debido a que sus padres desconocen su orientación sexual, espera que "el Ayuntamiento, que es el que tiene competencias en la materia, le imponga la sanción correspondiente".

"Nunca me ha pasado esto -continuó Francisco- y que alguien me insulte lo tengo muy superado, pero ayer fue un día muy desagradable porque cuando salí a la calle y David y yo nos besamos, no podía dejar de mirar para todos lados con un poco de miedo después de todo lo sucedido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento