Comedia con mucho drama

El argentino Daniel Burman presenta Derecho de familia, una historia de padres e hijos que arrancó el aplauso del público por su frescura.
Daniel Burman (centro) acompañado de los dos productores de su largometraje. (Fernando Blanco).
Daniel Burman (centro) acompañado de los dos productores de su largometraje. (Fernando Blanco).
Uno no se da cuenta de lo que tiene hasta que lo pierde. Ésa es una de las sensaciones que Daniel Burman intenta transmitir al espectador con su última película, Derecho de familia, que se presentó ayer  a la Sección Oficial de la Seminci y que fue recibida con un gran aplauso por parte del público.Este largometraje cuenta la historia de dos Perelman, padre e hijo, ambos abogados, que son incapaces de comunicarse entre ellos y demostrarse lo que significan el uno para el otro. «Me interesaba plasmar que uno, a veces, llega tarde a determinadas cosas, como le pasa al protagonista con su padre, pero eso te enseña a no perder otras. Los fallos con los padres ayudan a mejorar la relación con los hijos», reconoció Burman.

A pesar de que la historia puede resultar dramática, los personajes se enfrentan a sus sentimientos, como la pérdida, los celos y el amor, el guión lo plasma todo dentro de una comedia llena de situaciones que, pese a ser cotidianas y comunes a muchos mortales, resultan absurdas.

Quién es quién

Derecho de familia se construye a partir de la voz en off de su protagonista, que va presentando a los diferentes personajes con un breve relato de su vida pasada. Esa voz permite saber quién es su padre, un abogado que conoce al dedillo su profesión y sus clientes; su mujer, una de sus ex alumnas a la que conquista salvando su trabajo, y su hijo de dos años, Gastón, que provoca el mayor cambio en su vida.

Además de ser un punto fundamental en la historia, Gastón, que en realidad es el hijo de Burman, se convierte en uno de los actores que más llama la atención del público. «El personaje no estaba escrito para él, pero sólo pensar en tener a otros padres en el rodaje, me animó a introducirlo en la película. Fue fantástico, porque todo funcionó a la perfección», reconoció Burman.

Por otro lado, Perelman hijo está interpretado por Daniel Hendler, que también protagonizó El abrazo partido, del mismo director y que puede considerarse como un anticipo de la película proyectada ayer que llegará a los cines españoles.

* Hoy. Roxy A. 12.30 y 16.30 horas.

Cruz Cantalapiedra. «Me ha gustado mucho. Lo que más llama la atención es la historia, porque consigue que te identifiques muy bien con ellos. La interpretación ha sido fantástica, sobre todo la del protagonista».

Carlos Cesteros. «Es un largometraje muy ágil y entretenido. Al principio parece que se toma las cosas a la ligera, pero luego hay una crítica a varios temas, como la corrupción en la Justicia. Además, el niño es un actor tremendo».

Laura Ordóñez. «Me ha encantado, le he dado la nota máxima para el Premio del Público. Por lo general, el cine argentino me gusta bastante y además conocía otros trabajos del director. El guión engancha desde el primer momento».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento