Restos arqueológicos frenan la construcción de más de 350 VPO

Los promotores critican la postura de Cultura, que mantiene bloqueados los proyectos y les impide sortear las viviendas.
En Córdoba las promociones de viviendas de protección oficial (VPO) no proliferan tanto como las de renta libre. Para colmo, los pocos proyectos que han sido impulsados se han topado con el fantasma de los restos arqueológicos. Las dos únicas promociones proyectadas, con un total de 355 hogares, y cuyos promotores esperaban realizar en breve el sorteo para adjudicar las casas, se han visto frenadas por la aparición de unos vestigios históricos.Es el caso de la constructora Los Jazmines, que aspiraba a ser la primera en la capital en sortear VPO realizada por la iniciativa privada. De hecho, ya ha elaborado el censo de demandantes y ha cerrado el plazo. Pero no puede hacer el sorteo porque, asegura, unos restos han paralizado la construcción de las 46 VPO en régimen de alquiler previstas en Arroyo del Moro. Fuentes de la citada constructora mostraron su malestar ante la postura de la Delegación de Cultura, que lleva «más de seis meses sin darnos una respuesta y sin decirnos cuándo podremos iniciar las obras». Las mismas fuentes señalaron la posibilidad de iniciar medidas judiciales ante el bloqueo del proyecto, ya que está ocasionando grandes pérdidas económicas. Tienen que hacer frente a los trabajos de los arqueólogos y a la posible modificación del proyecto.

Las 309 VPO proyectadas por Vimcorsa en Cortijo del Cura (Poniente) han corrido la misma suerte. Los restos  aparecidos impiden sortear las viviendas porque Cultura mantiene bloqueado el proyecto. Fuentes municipales afirman que «se nos da la callada como respuesta» y critican que «tengamos que apechugar solos con este problema ante los ciudadanos». Vimcorsa recibe a diario numerosas llamadas de gente preguntando sobre los próximos sorteos de VPO.

Por su parte, Cultura ha declinado pronunciarse, por ahora, sobre esta cuestión.

Más retrasos en los sorteos

Los sorteos de VPO pendientes, tan reclamados por los ciudadanos, se retrasarán por los restos arqueológicos. La constructora Los Jazmines ha cerrado con 150 solicitudes su censo para el sorteo. Pero entre el problema de las catas y lo que tarde en hacerse el edificio pasarán unos dos años, según las previsiones. Para entonces, el censo habrá quedado desfasado y habrá que actualizarlo, lo que acarreará problemas. Incluso podría abrirse un nuevo censo, lo que retrasará aún más el sorteo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento