El PSOE lanzará la próxima semana un ambicioso plan de modernización que incluirá una "operación rescate" de militantes que se han dado de baja, la creación de un verdadero 'ejército' de agentes electorales para ganar eficacia y mejorar la conexión con los ciudadanos, un plan de formación y el fomento de la transparencia de sus cargos públicos.

"Tenemos que pasar de las palabras a los hechos", explica el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, responsable de la iniciativa que se pondrá en marcha de inmediato y debe estar totalmente aplicada en 2015.

Según López, el plan no cuesta dinero y lo que pretende es, precisamente, "hacer más con menos", partiendo de la caída de ingresos del 40 por ciento que ha sufrido el PSOE este año —entre la reducción de financiación pública y las derrotas electorales que le han hecho perder cargos públicos—.

"Se trata de hacer del PSOE una herramienta útil", ha destacado durante la presentación del plan en Valladolid, subrayando que en un país de "retrocesos" es necesario avanzar en una "alternativa con mayúsculas, progresista y fuerte". "Vamos a cambiar el PSOE para que siga siendo PSOE", ha aseverado.

Su objetivo es ampliar la base social del partido —militantes pero también simpatizantes— y conectar con colectivos sociales, modernizar las agrupaciones del PSOE y hacerlas más útiles, reforzar la igualdad entre hombres y mujeres, mejorar la acción electoral y la formación y "exprimir" el potencial de las nuevas tecnologías para contactar con los ciudadanos y para que los cargos públicos y orgánicos rindan cuentas de sus actividades.

El punto de partida son las resoluciones del 38 Congreso del pasado febrero y un amplio estudio comparativo de los partidos socialdemócratas europeos. "En el año 2000 hicimos una modernización que fue una inspiración para todos ellos, ahora algunos nos han adelantado", explica López, que ya ha expuesto el plan a los secretarios de organización regionales del partido.

Para empezar, el próximo lunes el PSOE empezará a contactar con los 26.000 militantes que, según datos de Ferraz, han dejado el partido en los últimos dos años. También promoverán una campaña de afiliación 'boca a boca' y una de recaudación de cuotas voluntarias extraordinarias.

Los socialistas achacan a la crisis el que tantos militantes hayan dejado de pagar la cuota —5 euros mensuales, aunque algunas federaciones tienen una superior—, así que implantarán una reducida para desempleados, pensionistas con pensión inferior a la pensión mínima o empleados con ingresos inferiores al SMI. También habrá una superreducida de 1 euro para aquellos militantes que lleven más de un año en de desempleo o que no tengan prestación.

'RETENER' A

Quienes voten en primarias

El PSOE estudia también nuevas fórmulas para atraer simpatizantes, y una posibilidad sería aprender de la experiencia de las primarias abiertas a los ciudadanos que celebraron sus correligionarios en Francia e Italia.

Según López, en estos países cientos de miles de personas se acercaron a votar por un candidato pero ahí terminó su relación con el partido y esa movilización se podría capitalizar mejor pidiendo a los votantes que, además de firmar un compromiso con los valores del partido, den su autorización para recibir información y documentación del PSOE.

No obstante, esta idea, al igual que la creación de figuras como el "militante 2.0" o el reglamento concreto de las primarias, deberán discutirse y aprobarse en la Conferencia Política que se celebrará el año que viene. Este plan pretende adelantar la puesta en marcha de medidas que no requieren cambio en los estatutos del partido y que servirán para modernizarlo. "Para que la ciudadanía nos escuche tenemos que saber escuchar primero", dice el plan.

La "joya de la corona" de toda la iniciativa será el nombramiento de más de 36.000 agentes electorales, uno por cada sección en las que se divide el mapa electoral español, un proyecto que López intentó poner en marcha ya en 2008. De esas 36.000 secciones, el PSOE ha identificado 10.000 como prioritarias, lugares donde con acciones concretas puede ganar o perder mucho apoyo.

Agentes electorales, A

Pleno rendimiento en 2015

Los agentes los designarán los secretarios generales de las agrupaciones y su tarea será hacer de enlace entre el partido y los ciudadanos. El PSOE prevé que a finales de 2013 estén cubiertas un 70 por ciento de las secciones electorales, comprobar su eficacia en las elecciones europeas de 2014 y estar a pleno rendimiento para las municipales de 2015.

Para ello, contarán con un programa informático, llamado "Bloise" —en honor a la histórica dirigente Carmen García Bloise— que da información pormenorizada de todas las secciones por composición demográfica y social, basado en datos públicos. También recibirán formación específica, todo ello con la idea de ser más eficaces y dar más responsabilidad a los militantes, que es una de las reivindicaciones de las bases.

El plan se completa con medidas para conectar con colectivos sociales, a través de la red y fuera de ella, y con un plan de formación para militantes y cargos orgánicos y políticos.

El PSOE quiere promover también acuerdos de colaboración con universidades y que sus estudiantes puedan hacer prácticas en el PSOE. También se hará una encuesta entre las 4.337 agrupaciones locales y un protocolo de funcionamiento para todas ellas.

Red social, A

Iniciativa de valenciano

Junto al plan de modernización, el PSOE lanzará una "red socialista de solidaridad" para que esas agrupaciones recuperen el espíritu de las primeras, las casas del pueblo. Se trata de una iniciativa personal de la vicesecretaria general, Elena Valenciano, cuyo departamento ha redactado un documento en el que sostiene que toda esta red está "infrautilizada".

Según explica, la acción social fue lo que convirtió a las casas del pueblo en una referencia, y recuperarla servirá para mejorar la vida de los ciudadanos y, además, devolver el prestigio a la política, ampliar la base social, involucrar a los militantes y reforzar los lazos con el sindicato 'hermano', UGT.

Para ello, propone que las agrupaciones acojan actividades educativas, sociales, culturales o lúdicas, como que los militantes se organicen para impartir clases de refuerzo o de informática, intercambio de material escolar, bolsas de empleo o de transporte compartido, bancos de tiempo o "apadrinamientos anónimos" para ayudar a gente que no pueda pagar su comida, la luz o el agua.

También propone hacer programas de atención de inmigrantes, organizar excursiones y actividades benéficas —como partidos de fútbol entre políticos y periodistas—, ceder instalaciones para debates vecinales o convertirse en puntos gratuitos de acceso a Internet (wifi). Frente al "realismo social" de la crisis, el objetivo es dar vida a un "realismo socialista".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.