Rubalcaba
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. J.J.Guillén / EFE

El PSOE, a través de su cuenta de Twitter, ha pedido "perdón" este lunes por no haber reaccionado antes ante el drama de los desahucios, una autocrítica que se suma a la expresada ya por su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha reconocido haber cometido "errores" en este sentido durante su etapa de Gobierno. Y aseguran que los bancos y cajas "comienzan a moverse" hasta que haya una nueva ley hipotecaria porque se lo pidió el viernes Rubalcaba.

"Sabemos que tendríamos que haber reaccionado antes y pedimos perdón por ello pero creemos que estamos trabajando para resolver el problema", remarca el mensaje. Los socialistas aseguran además ser "plenamente conscientes" de la importancia de la presión social y del trabajo realizado por asociaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o movimientos como el 15-M para afrontar la situación de miles de familias amenazadas por los desahucios.

De forma paralela, Alfredo Pérez Rubalcaba ha publicado una entrada en su página de Facebook en el que vuelve a reconocer que el PSOE tenía que haber afrontado el problema de los desahucios cuando estaba en el Gobierno. "Tomamos medidas, pero fueron a todas luces insuficientes. Con el agravamiento de la crisis y el aumento del paro, la situación ahora es peor, pero el problema no es nuevo", asegura.

En su mensaje, Rubalcaba sale así al paso de las críticas que ha recibido por no haber reaccionado antes frente a este problema y, en particular, cuando el PSOE presidía el Ejecutivo. "Comprendo el reproche, pero creo que contiene una contradicción, porque de aceptarse supondría que un partido político no tiene capacidad para rectificar. Debemos aprender de los errores, pero los errores pasados no pueden ser nunca una losa que impida actuar hacia el futuro", afirma.

El líder del PSOE deja claro que la autocrítica siempre es necesaria, pero advierte de que "nunca puede ser paralizante" y por ello apuesta por seguir trabajando para llegar a acuerdos con el Gobierno que den solución a esta lacra que afecta a miles de españoles. "Así entiendo la oposición: una oposición útil frente a una derecha que intenta imponer una salida injusta a la crisis", subraya.