El 90% de los docentes se verá abocado a ir enfermo a clase tras la aprobación de la nueva normativa, según CSIF

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), a través de su sector de Enseñanza, ha llegado a la conclusión que casi el 90 por ciento de los docentes onubenses "se verá abocado a ir enfermo a sus centros de trabajo el año próximo dada la nueva normativa aprobada".
Aula, Clase, Alumnos, Guardería, Escuela, Colegio, Niños
Aula, Clase, Alumnos, Guardería, Escuela, Colegio, Niños
EUROPA PRESS

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), a través de su sector de Enseñanza, ha llegado a la conclusión que casi el 90 por ciento de los docentes onubenses "se verá abocado a ir enfermo a sus centros de trabajo el año próximo dada la nueva normativa aprobada".

Según ha informado el sindicato en una nota, este dato lo arroja una nueva encuesta realizada por la Central Sindical entre el personal docente de la provincia. El objetivo en esta ocasión era pulsar la opinión sobre la regulación de las bajas por incapacidad temporal por enfermedad común o accidente laboral que no requiera hospitalización.

Una nueva normativa que se aplicará a partir de 2013 y que está generando "gran preocupación" entre maestros y profesores tal y como ha quedado patente por "el alto nivel de participación registrado en este estudio". En este sentido, 207 docentes onubenses han accedido a la página web de CSI-F para cumplimentar el cuestionario.

La primera pregunta planteada anticipa bastantes problemas y circunstancias "pintorescas" que se verán en los centros de enseñanza durante el próximo año. En concreto, a la cuestión "¿crees que con la nueva normativa muchos docentes optarán por ir enfermos a clase?" los participantes aseguran, en un 89,96 por ciento, que "no dudarán en acudir enfermos".

Para el sector de Enseñanza de CSI-F, "no es de extrañar se puedan ver en los centros de enseñanza escenas como un maestro dando clase con muletas, con una escayola, con gripe y luciendo una mascarilla para no contagiar a los alumnos, entre una amplia casuística no exenta de problemas en los centros, personales e incluso legales".

Por otra parte, el 93 por ciento de los docentes confirma que tras la nueva normativa "se esconde la incapacidad de la Administración de controlar los posibles fraudes" y la intención de denostar la función pública. Un 91 por ciento cree, en este sentido, que la nueva normativa supone un "ataque encubierto" a este sector.

Cobertura de las bajas

Dado que con esta regulación no su cubrirán las bajas los primeros 15 días, el 93 por ciento de los encuestados opina que la administración "pretende hacer caja con las enfermedades de los docentes".

Todo ello, ha asegurado CSI-F, "en detrimento de la calidad educativa a consecuencia del escenario de crisis económica actual". En concreto, a la pregunta "¿en qué medida afectará la nueva normativa sobre las enfermedades de los docentes a la calidad educativa?", el 81 por ciento de los maestros y profesores asegura que se dejará sentir mucho en la calidad educativa mientras que el 12 por ciento afirma que se notará poco.

Por último, hay una respuesta casi unánime cuando se plantea la nueva regulación de las bajas como una vulneración más a los derechos de los empleados públicos; más del 95 por ciento respalda este supuesto. Con estos datos, para el sector de Enseñanza de CSI-F "ésta es una de las normativas más lesivas para los docentes, jamás vista en la democracia y pasará factura tanto a nivel profesional como de calidad de la enseñanza además de la lógica desmoralización entre maestros y profesores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento