La Guardia Civil de Valladolid, en el marco de la operación 'Peña Duero', ha detenido a once personas, una de ellas experta en el cultivo de marihuana, y logrado desmantelar una de las redes de distribución de drogas más importantes de la provincia de Valladolid y que contaba con cuatro puntos de venta diferentes. El valor global de las sustancias intervenidas supera los 50.000 euros.

La operación, fruto de las pesquisas de los últimos meses, se ha desarrollado en localidades de Quintanilla de Onésimo, Tudela de Duero, Olivares de Duero, Valladolid, Puente Duero y Sardón de Duero y se ha saldado con once detenidos a quienes se imputan delitos contra la salud pública y un delito de robo con fuerza en las cosas y robo de cobre, el cual ha quedado esclarecido y se ha recuperado el material sustraído.

Las mismas fuentes estiman que se ha desmantelado una de las redes de distribución de drogas más importantes de la provincia de Valladolid, cuyos integrantes vendían en dosis, al por menor, destinadas a los jóvenes en lugares de esparcimiento, según ha destacado hoy el subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo, quien, junto con el jefe de la Comandancia vallisoletana, Juan Miguel Recio, ha comparecido para explicar los pormenores de la operación.

Las investigaciones se iniciaron por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid hace varios meses al detectar un posible punto de venta, enfocado a la captación de consumo de jóvenes de diversas localidades, y tener sospechas del tráfico de drogas en lugares de ocio de las zonas ya mencionadas.

Esta red delincuencial ejercía su actividad como modo de vida obteniendo lucro económico que le permitía como norma habitual no trabajar, dedicando su vida diaria al ocio y a mantener de este modo su consumo habitual de sustancias.

Los componentes de esta red disponían de capacidad para adquirir y ofrecer a sus potenciales compradores una amplia variedad de sustancias estupefacientes (marihuana, hachís, speed, cocaína, cristal, LSD, éxtasis...etc).

Las sospechas se confirmaron plenamente cuando el pasado mes de septiembre uno de los investigados, M.V.T, vecino de Tudela de Duero y de nacionalidad española, fue interceptado por una patrulla de Seguridad Ciudadana en un punto de verificación rutinario, en el que, una vez identificado y reconocido su vehículo, se le intervinieron 455 pastillas de metanfetamina (éxtasis), todas ellas con forma de corazón, 15 gramos de cocaína, 5 gramos de cristal y 5 de ketamina.

Todo un experto en cultivo de marihuana

Las pesquisas se centraron entonces en dos individuos situados en un nivel superior en la escala de la banda y que actuaban como enlaces y conseguidores principales de todo tipo de sustancias estupefacientes. Uno de ellos, C.R.V, es, presuntamente, el máximo experto en cultivo de marihuana en toda la provincia, el cual había diseñado elementos específicos que optimizaban el rendimiento de los cultivos, aplicando sus conocimientos sobre cruces de plantas de cannabis a través de una selección genética para obtener y estabilizar semillas de variedades mucho más resistentes y productivas.

Estas personas eran los principales distribuidores de dos grupos relacionados entre sí pero que operaban en distintas zonas, en el entorno de las localidades de Quintanilla de Onésimo y Tudela de Duero.

Estos dos grupos, además de disponer de todo tipo de drogas, estaban especializados en el cultivo de la marihuana, como demuestra la gran cantidad encontrada ya recolectada y almacenada y el hecho de que se hayan desmantelado tres invernaderos perfectamente equipados para el cultivo de forma permanente y en cantidades considerables.

Finalmente, una vez se ha determinado la participación de todas las personas relacionadas con los distintos grupos, se ha procedido en los últimos días a la detención de otras diez personas—se suman a la primera practicada en septiembre—y a la realización de nueve registros domiciliarios, dos en Valladolid, uno en Puente Duero, tres en Tudela de Duero, dos en Quintanilla de Onésimo y uno en Olivares de Duero, en los que se han intervenido cantidades importantes de sustancias estupefacientes, así como vehículos y otros objetos

Fruto de los once detenidos, de ellos diez españoles y un dominicano,

y nueve registros efectuados por la Guardia Civil se han intervenido 41 plantas de marihuana, 9.342 gramos de marihuana en cogollos ya elaborados y almacenados, 75 gramos de speed, 455 pastillas de metanfetamina, éxtasis, 106 gramos de hachís, 20 gramos de cocaína, 65 gramos de sustancia de corte, cinco gramos de 'cristal', cinco gramos de Ketamina, un bol con setas alucinógenas, 917 euros en metálico, cinco básculas de precisión y dos picadoras de marihuana.

Además, los agentes actuantes se han incautado de tres armas cortas (2 pistolas y un revólver), diversas armas blancas, tres vehículos a motor(Ford Mondeo, Rover y Renault Clio) y gran cantidad de material necesario para el montaje de laboratorios para la elaboración de la marihuana, tales como lámparas de incandescencia, humidificadores, sistemas de ventilación, temporizadores, termostatos, transformadores eléctricos, sistemas de riego...etc).

Entre los detenidos figuran cinco vecinos de Tudela de Duero, entre ellos el que abrió en septiembre la cadena de detenciones, M.V.T, además de A.L.S, J.A.M.L, M.V.T. y G.B.G, junto con un vecino de Sardón, J.A.M, otros tres de Quintanilla de Onésimo, los varones A.J.A, J.M.C.M. y la mujer S.D.J, otro de Olivares de Duero, D.A.A, y los vecinos de Valladolid C.R.V. y M.J.A.R, este último de origen dominicano y sobre quien pesaba una orden de expulsión del territorio español.

De ellos, tres han ingresado en prisión, entre los que figura el 'gurú de la marihuana', el citado C.R.V, y el resto ha quedado en libertad con cargos, con la obligación de presentarse en dependencias judiciales los días 1 y 15 de cada mes.

Según las investigaciones de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid (U.O.P.J.), se estima que se ha asestado uno de los golpes más importantes al menudeo en el ámbito rural, desmantelando un total de cuatro puntos de venta diferentes y relacionados entre sí.

La Guardia Civil instruye las correspondientes diligencias, que junto con los detenidos serán puestos a disposición judicial, mientras que lo intervenido está siendo objeto de análisis y estudio, no descartándose nuevas actuaciones y detenciones en los próximos días para el esclarecimiento total de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.