Zanahorias por entradas
En el Teatro Bescanó han decidido vender zanahorias para salvar la cultura. Teatre Bescanó

El Teatro Bescanó, situado en la localidad gerundense con el mismo nombre, ha decidido vender zanahorias en lugar de entradas para burlar el incremento del IVA, que en caso de las verduras y hortalizas es del 4% y para los espectáculos teatrales es del 21%.

Los espectadores que acudieron el sábado al estreno de Suïcides pagaron en taquilla 15 euros por una zanahoria y recibieron una entrada "de regalo", tal como anuncia en su página web el Teatro Bescanó.

De esta manera, los responsables del teatro pretenden protestar por la subida del IVA en el sector cultural y reivindicar que "la cultura no es lujo".

El público del Teatro Bescanó también tienen la opción de "comprar la zanahoria de manera anticipada por Internet" y en el momento de entrar en el teatro "reciben la zanahoria que han adquirido", según la citada página web.

Ante un público con una zanahoria en la mano, la compañía PocaCosa ha representado Suïcides, de Llàtzer García, una comedia negra ambientada en un futuro lejano en el que el suicidio se ha convertido en deporte nacional