Museo del Prado
La entrada norte del madrileño Museo del Prado. JORGE PARÍS

El arte en Madrid forma perfecta simetría, armoniosas y ordenadas rectas de un triángulo que tiene por vértices tres piedras angulares del arte mundial, el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía. Alrededor de este indiscutible eje central, de tres de las pinacotecas de mayor relevancia mundial, se concentra una amplia oferta museística.

Museo del Prado

Un encuentro con la historia a través del arte. Esa es una de las grandes virtudes de la extensa colección del Museo del Prado. Sus obras no pueden ni deben desasociarse del contexto en el que fueron pintadas ni de los hechos que relatan, aunque la pintura de los maestros Goya, Velázquez, Tiziano, El Greco, El Bosco y tantos otros, es por sí sola elocuente, más allá de las historias, en su técnica pictórica.

Dos siglos se empeñan en velar la crudeza del levantamiento del dos de mayo. Pues bien, la sala 39 del Museo del Prado alberga la crudeza íntegra del truculento y hosco acontecimiento histórico: "El 3 de mayo de 1808 en Madrid: los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío", por el magnífico pincel de Francisco de Goya y Lucientes. Este es un ejemplo, valga de síntesis, del impacto que asalta al visitante al recorrer las galerías del Museo del Prado.  

Museo Reina Sofía

La contemporaneidad artística se da cita en el Museo Reina Sofía, sede de la inquietud de los vanguardistas. Los fondos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía abarcan obras realizadas desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

En 'el Reina' nos esperan Picasso, Gris, Miró o DalíHoy, la institución cuenta con aproximadamente 16.200 obras, que dan cabida a todo tipo de técnicas artísticas: en torno a 4.000 pinturas, más de 1.400 esculturas, casi 3.000 dibujos, más de 5.000 grabados, más de 2.600 fotografías, alrededor de 80 vídeos, una treintena de instalaciones y otras tantas vídeo-instalaciones, más de 100 piezas de artes decorativas y 30 de arquitectura.

Entre sus artistas insignes, que vigilan con celo la creación de los nuevos artistas, destacan los que contribuyeron decisivamente a la configuración del lenguaje plástico de la modernidad, como Picasso, Juan Gris, Miró, Dalí o Julio González.

Museo Thyssen-Bornemisza

Con sus casi mil cuadros, el Museo ofrece un recorrido por la historia de la pintura europea desde sus inicios en el siglo XIII hasta el ocaso del siglo XX. Los movimientos y corrientes más importantes de la pintura están recogidas en las galerías del Thyssen-Bornemisza.

En el Thyssen lucen Braque, Giacometti, Bacon... En sus salas cuelgan obras de la gran historia de la pintura, desde los maestros italianos, pasando por el expresionismo alemán, el constructivismo ruso, el surrealismo tardío y la meticulosa frivolidad del universo y sensibilidad pop de los años 60.

Braque, Delaunay, Lucian Freud, Giacometti, Francis Bacon, Lichtenstein, Dalí, Piero della Francesca... son parte de los grandes nombres de la pintura que se dan cita en el Museo Thyssen.