El Fòrum per la Memòria del País Valencià ha presentado una denuncia contra el Ayuntamiento de Valencia ante la Fiscalía tras ver movimientos de tierra en la fosa común de la sección quinta derecha, "la más grande de Europa, con 16.535 víctimas documentadas del régimen fascista español, tiradas en sus cerca de 15.000 metros cuadrados".

En el escrito, el colectivo denuncia esta "nueva profanación" y solicita que se investiguen los hechos y se paralicen las obras que se están ejecutando en la fosa común de la sección quinta derecha del Cementerio Generael, así como que se sancione a quien resulte responsable.

El Fòrum de la Memoria explica en la denuncia que tras solicitar autorización al Ayuntamiento para poder rendir homenaje el 1 de noviembre —Día de Todos los Santos— a los represaliados por el franquismo, el consistorio lo autorizó, pero no señalizar las fosas.

Así, el pasado día 1 un grupo de gente acudió al acto de homenaje "pasando por cada una de las fosas", hasta que al llegar a la quinta derecha se encontraron "un montículo de tierra, mal tapado por unos plásticos".

El colectivo señala que, "teniendo en cuenta que ya existen antecedentes de intentos de destrucción de las fosas y de movimientos de tierra sin cumplir la legalidad", se acercaron para observar de cerca el montón de tierra tapada y vieron que "nuevamente el Ayuntamiento ha realizado o permitido la violación de las tumbas".

El Fòrum per la Memòria del País Valencià, en un comunicado, ha señalado que estos hechos "recuerdan el intento de destrucción de la fosa común de la sección séptima derecha, la única que no está destruida, y que el equipo de gobierno del Ayuntamiento, presidido por Rita Barberá, realizó en 2006".

Además, ha indicado que en noviembre de 2008, cuando en la Audiencia Nacional española se instruía el 'sumario de las víctimas del franquismo', denunciaron nuevamente al Ayuntamiento porque "había vuelto a profanar los enterramientos de las víctimas en la fosa de la sección quinta Derecha, volviendo a juntar sus restos con los escombros y tirándolos a los vertederos".

Así, la agrupación ha destacado que se trata de la tercera vez que interpone demandas judiciales "para intentar proteger los restos de las víctimas del franquismo tiradas en las fosas comunes".

El Fòrum per la Memòria espera que esta denuncia "ponga fin a la pretensión del Ayuntamiento de esconder el genocidio franquista en Valencia, de destruir la memoria de las víctimas y de perseguir a las personas que luchan para impedir que estos hechos no se repitan".

Consulta aquí más noticias de Valencia.