El español Ruiz Cirera gana el premio de fotografía de retratos con mayor dotación del mundo

  • Es el 'Taylor Wessing', de la National Portrait Gallery de Londres, y participaron 5.340 obras de 2.352 fotógrafos de todo el mundo.
  • El retrato del español es el de una joven boliviana y menonita, un credo religioso que prohibe las fotografías.
  • Los otros finalistas fueronla alemana Alma Haser y los ingleses Spencer Murphy y Jennifer Pattison.
La alemana Alma Haser ha pasado a la final por esta foto de dos amigos, "El ventrilocuo"
La alemana Alma Haser ha pasado a la final por esta foto de dos amigos, "El ventrilocuo"
Copyright: © Alma Haser

La National Portrait Gallery de Londres ha concedido la edición de este año del Taylor Wessing Photographic Portrait Prize, el prestigioso certamen de retratos con mayor dotación económica del mundo en premios, al fotógrafo español Jordi Ruiz Cirera (Barcelona, 1984). La foto ganadora se titula Margarita Teichroeb —es la que abre esta información—. La chica retratada es una muchacha de la colonia boliviana de Swift Current, fundada por menonitas —en el país se calcula que hay unos 150.000— , un credo que prohibe las fotografías.

Organizado desde 2005, la convocatoria ha roto este año los récords de participación: el museo ha recibido 5.340 obras de 2.352 fotógrafos de todo el mundo. Dedicado al descubrimiento y apoyo de nuevos valores en el complejo y difícil subgénero del retrato fotográfico —no necesariamente documental o periodístico—, el Taylor Wessing está financiado por el famoso bufete de abogados del mismo nombre, que tiene 22 oficinas en una docena de países, 300 socios, 1.450 empleados y es muy conocido por destinar fondos a iniciativas sociales.

Los otros tres finalistas de este año son la alemana Alma Haser y los ingleses Spencer Murphy y Jennifer Pattison. Sus obras forman parte de la exposición de las 60 seleccionadas por el jurado que la National Portrait Gallery inagura este viernes y estará en cartel hasta el 17 de febrero de 2013.

Una chica menonita de Bolivia

El retrato de Ruiz Cirera, que ha ganado un premio de 12.000 libras esterlinas, unos 15.000 euros, forma parte de un proyecto de largo alcance del fotógrafo para documentar la vida del colectivo. El problema que debió solventar el retratista y que es perceptible en el gesto esquivo de Margarita es que los menonitas tienen prohibido por religión hacerse fotos.

"Casi todas las casas tienen las ventanas tapiadas, lo que da a la escena una luz fantástica. Sentarse frente a la cámara no fue fácil para Margarita, porque la fotografía está prohibida y hacerles retratos frontales es realmente difícil. Sólo pude hacerle dos tomas. Pese a que ambos estábamos disfrutando de la situación, Margarita posa con esa especie de incomodidad", explica el fotógrafo.

Mimetismo entre dos amigos

The Ventriloquist (El ventrilocuo), de Alma Haser (1989), otro de los retratos finalistas, presenta a Luke y James, un par de jóvenes londinenses que son amigos íntimos desde los 12 años. La foto realza el singular mimetismo que llega a florecer con el paso del tiempo entre personas muy cercanas. A Haser le llamaron la atención los cortes de pelo a la taza de ambos y quiso fotografiarlos por separado, pero comprobó que les resultaba difícil concentrarse sin la presencia de otro.

"Les pedí que se sentaran en una pequeña mesa de café, forzándolos a posar casi montados uno sobre el otro. Quería trasladar sus continuas bromas a una imagen", dice la fotógrafa, que eligió como título El ventrilocuo para que los espectadores "creen su propia historia a partir de  la foto"' y por la obvia referencia al aspecto cómico del par de amigos, uno de los cuales parece el muñeco del otro.

El regreso de un actor

La obra finalista de Murphy (1978) es Mark Rylance, un retrato del actor del mismo nombre que le encargó el Telegraph Magazine al pairo de un estreno teatral. "Me encanta trabajar con actores porque no hay timidez ni incomodidad por su parte ante la cámara y son capaces de reaccionar y entender lo que esperas o les pides. Mark no fue una excepción", dice.

Jennifer Pattison (1978) opta al premio con Lynne, Brighton, un retrato de una de sus amigas, que mira frontalmente a la cámara, desnuda y con una taza en la mano. "Me gusta el momento en que el modelo deja de darse cuenta de que está desnudo. Los retrato en ese instante, como si fuesen camino de otra parte o sin dirección. Lynne adoptó esa pose franca, como mirando a la cámara y más allá de la cámara".

Las últimas ediciones han sido polémicas a la hora de entregar los galardones. El año pasado ganaron David Chancellor por una foto de una joven cazadora a caballo con el cadáver de una gacela y Panayiotis Lamprou por Portrait of My British Wife (Retrato de mi esposa inglesa), donde la mujer del retratista muestra sin pudor su vulva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento