El PSPV propone que se obligue a los bancos a garantizar viviendas en alquiler social a las personas desahuciadas

Ximo Puig cree que el Gobierno de Zapatero debería de haber actuado "con mayor contundencia" respecto a las ejecuciones hipotecarias
María José Salvador Y Ximo Puig En Rueda De Prensa
María José Salvador Y Ximo Puig En Rueda De Prensa
EUROPA PRESS

El PSPV-PSOE propone que se "obligue" a las entidades financieras, sobre todo a aquellas que han recibido ayudas públicas, a tratar de llegar a un acuerdo con las personas que han sido desahuciadas. En este sentido, plantea que los bancos garanticen el acceso a una vivienda "digna" y en régimen de alquiler social a las familias que se han quedado sin casa, con un precio que no supere el 30 por ciento de sus ingresos.

Así lo ha explicado el secretario general del PSPV, Ximo Puig, que ha comparecido en rueda de prensa junto a la portavoz socialista de Vivienda en las Corts Valencianes, María José Salvador. Puig ha señalado que esta propuesta está dirigida a los 44.381 personas que han perdido su casa en la Comunitat Valenciana y la propondrán al PSOE nacional para que la defienda en el conjunto de España.

El dirigente socialista ha indicado que en la Comunitat Valenciana hay unas 150.000 viviendas disponibles, unas 120.000 que son propiedad de promotores o particulares en régimen de protección pública que están vacía, y otras 30.000 que tienen los bancos con implantación en la Comunitat Valenciana.

Puig considera que "si se ha rescatado a los bancos, con el dinero público no pueden hacer lo que les dé la gana". A su juicio, "las ayudas a los bancos deben ser condicionadas" porque "si todos tienen rescate con condiciones, los bancos también".

El también diputado nacional ha explicado que en la Comunitat Valenciana han sido 74.113 las ejecuciones hipotecarias y 44.381 los desahucios. Asimismo, ha indicado que alrededor del 20 por ciento de todos los desahucios de España se han producido en la Comunitat lo que "demuestra el peso de la crisis" en la autonomía valenciana.

En su opinión, "cada desahucio es un drama personal, una ruptura, un camino de difícil retorno para muchas personas", por lo que entiende que "es el momento de la acción para evitar que mas familias se vean en la calle".

Asimismo, ha hecho hincapié en que "no se puede estar indiferente porque cada día en España 206 familias, y de ellas 52 en la Comunitat Valenciana, se quedan en la calle". En esta línea, ha abogado por "salvar a la gente, a la que se está condenando a la marginación", y ha destacado que "la cohesión social es el atributo más importante de un país".

'

Banco malo'

Ximo Puig ha resaltado que "el objetivo fundamental" del conocido como 'banco malo' "no debería ser solo el negocio a corto plazo". En su opinión, "el 'banco malo' debe contar con la situación social y una parte de sus activos tienen que tener un objetivo social".

María José Salvador, por su parte, ha lamentado la "insuficiente respuesta" por parte del Consell y ha criticado que un año después de anunciarse el 'Plan Alquila Plus' "no se ha puesto en marcha". Sin embargo, ha advertido de que aunque se aplicara sería "totalmente insuficiente" ya que solo contempla 1.200 viviendas, de las que 600 no estarían disponibles, puesto que se encuentran en mal estado.

"Los socialistas no estamos satisfechos de lo que hemos hecho tampoco en el pasado", ha subrayado Ximo Puig, quien considera que en este "tema fundamental" con el Gobierno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero "también se debería de haber actuado con mayor contundencia".

No obstante, ha subrayado que "lo que no se puede es dejar pasar el tiempo sin tomar decisiones". Al respecto, ha recordado que el PSOE ha propuesto una ley contra los desahucios, el sobreendeudamiento y la insolvencia en el Congreso de los Diputados. Este norma, que beneficiaria a más de 30.000 personas en la Comunitat, es similar a las que existen en Francia o Suecia, conocida como "ley de segunda oportunidad".

El objetivo fundamental de esta ley es "que nadie se quede en la calle por no poder pagar su hipoteca" y, para ello, plantea el establecimiento de nuevas condiciones para poder hacer frente al pago de la deuda, y contempla la dación en pago, pero también la posibilidad de poder continuar usando la vivienda habitual.

Línea extraordinaria de ayudas

Asimismo, Puig ha destacado que los socialistas valencianos han planteado en las Corts Valencianes una iniciativa para instar al Gobierno central a hacer las modificaciones legislativas necesarias en este sentido y que se establezca una línea extraordinaria de ayudas para complementar el pago mensual de la hipoteca a personas en riesgo de desahucio.

Del mismo modo, los socialistas valencianos han presentado propuestas en ayuntamientos para que hagan "lo que les corresponde para ayudar a las familias que están en peor condiciones para afrontar la crisis". Además, el PSPV llevará a cabo una campaña explicativa con colectivos, asociaciones y sindicatos para explicar "cuál es la alternativa socialista ante una situación difícil".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento