El Museo del Prado exhibe por primera vez el 'San Juan Bautista' atribuido a Tiziano

  • La obra se muestra al público tras cuatro años en el taller, y después de pasar por un complicado y laborioso proceso de restauración.
  • El cuadro era considerado una copia y estaba en una iglesia de Cantoria (Almería) hasta que un estudio demostró su autenticidad.
Vista de la sala donde puede verse, a la izquierda, el cuadro San Juan Bautista, que el Museo del Prado expone por primera vez.
Vista de la sala donde puede verse, a la izquierda, el cuadro San Juan Bautista, que el Museo del Prado expone por primera vez.
S. B. / EFE

Nació entre 1488 y 1490, pero como el buen arte es eterno: Tiziano Vecellio es aun más protagonista en el Museo del Prado (Madrid), que presenta este martes al público una exhibición del artista, con un San Juan Bautista adjudicado recientemente al veneciano y recién restaurado.

Pintada en 1555, el estado de la obra era calamitoso. "Había sufrido intervenciones de todo tipo, a cual más deleznable y agresiva", explica Miguel Falomir, jefe del Departamento de Pintura Italiana y Francesa (hasta 1700) del Museo del Prado. Llegó al Prado en 1872, considerado una obra  anónima del XVII, fue depositado entre 1886 y 2007 en la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Carmen en Cantoria (Almería) y hace cinco años fue requerido por la pinacoteca al sospecharse que era un original.

Allí se exhibirá hasta el 10 de febrero, con dos cuadros muy similares de Tiziano.

Hermanos de padre

Y tan similares: son un San Juan Bautista de la Gallerie dell'Accademia de Venecia y otro del Monasterio de El Escorial, ambos de Tiziano. Como explica Falomir, "cuando pintaba una obra sabía que recibiría más encargos, por lo que realizaba simultáneamente una copia que conservaba en una bodega y que, después, modificaba levemente. Convertía la réplica en un nuevo original: por eso no hay dos tizianos idénticos".

La exposición muestra el proceso a través de radiografías de las tres obras. La primera, la veneciana, se pintó entre 1530 y 1532. En 1555 Tiziano completó la ahora restaurada y la última, la de El Escorial, se hizo entre 1565 y 1570. El motivo era que gustaba: "Era uno de los cuadros más famosos de España", dice Falomir, "y hay muchas copias. Tiziano son palabras mayores, el pintor más prestigioso en nuestro país en el s. XVI y XVII, y la exposición nos dice muchas cosas sobre cómo trabajaba".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento