Robert Pattinson y Kristen Stewart,  juntos y relajados en la presentación de 'Amanecer'

  • Tras su reconciliación, los intérpretes han coincidido en la presentación de la última película de la saga que les lanzó a la fama, donde se les vio relajados.
  • Ambos han asegurado que se alegran de que se acabe 'Crepúsculo'.
Robert Pattinson y Kristen Stewart (izda), junto a Taylor Lautner y el director Bill Condon.
Robert Pattinson y Kristen Stewart (izda), junto a Taylor Lautner y el director Bill Condon.
GTRES

Eran la pareja más buscada de Hollywood, después, la expareja más buscada y ahora han vuelto a sus comienzos. Robert Pattinson y Kristen Stewart, la pareja protagonista de Twilight (Crepúsculo) coincidieron en Los Ángeles para promocionar la última entrega de la popular saga, Amanecer: parte 2 que llega a su fin para satisfacción de ambos, según reconocieron a la prensa.

Los actores vivieron un romance en la vida real que terminó cuando salió a la luz en julio una infidelidad de Stewart, quien mantuvo una esporádica relación sentimental con el director de Blancanieves y el cazador, Rupert Sanders, filme en el que participó.

Stewart, de 22 años, reconoció su desliz y pidió perdón públicamente a Pattinson, de 26, y parece que volvieron a sintonizar durante las últimas semanas en las que se dejaron ver juntos en Los Ángeles, aunque durante el encuentro con los medios de comunicación comparecieron por separado.

"¿Estás contento de que (la saga) se haya terminado?", le preguntó una periodista al británico Pattinson, quien contestó: "De alguna forma". El actor aseguró que el hecho de que las 5 películas se hubieran convertido en una franquicia era "aterrador" porque "te atrapa" y hace que "asuste cambiar", que a su juicio es "lo peor que puede ocurrir a cualquier que quiera ser artista".

Pattinson, que interpreta al vampiro Edward, confesó que le gustaría tener en el futuro "más control" sobre su imagen pública.

Stewart, la humana que se convierte en vampiro, Bella, declaró ante la misma pregunta, estar "muy contenta de que la historia esté contada". "No te haces a la idea", manifestó la actriz, quien pareció quitarse un peso de encima debido a la responsabilidad de llevar a buen puerto a su personaje en una saga transformada en un fenómeno de fans.

"Estoy muy emocionada por el hecho de que esté fuera y ya no esté sobre nosotros, pero no quiero sonar como que ya he terminado con esta experiencia. No creo que se vaya a ninguna parte. Es triste, es extraño, pero es lo normal, las cosas tienen que seguir adelante", aclaró ella.

De cara al futuro, Stewart restó importancia al vínculo formado con sus compañeros de reparto Pattinson y Taylor Lautner, quien hace de hombre lobo y mejor amigo de Bella en la saga, con los que vivió desde el principio este fenómeno de masas.

"Imagino que está bien no estar sola en eso, pero hay mucha gente que es extremadamente famosa, nosotros compartimos las películas, eso es", explicó.

Fuera de la polémica

Lautner fue el único de los tres que habló con efusividad de los lazos establecidos entre ellos a lo largo de los años. "Esas relaciones son lo más grande que me llevo yo de todo esto. Son algunos de mis mejores amigos ahora mismo y eso no se irá, para nada. No tendremos la excusa de pasar meses juntos pero nuestra amistad seguirá para siempre", dijo Lautner, quien tenía 15 años cuando empezó la saga.

La última entrega de la saga se estrenará en EE UU el próximo 16 de noviembre e incluye ligeras modificaciones en cómo se presenta el desenlace con respecto al libro, aunque su autora, Stephenie Meyer, no considera que las variaciones constituyan un "final alternativo", como se ha especulado en Internet.

"Creo que es algo que queda fuera de 'pantalla' en la novela, porque solo vemos lo que Bella ve, y esto fue una forma de hacer visual lo que otros personajes pueden haber visto. Sí que resulta muy sorprendente", apuntó Meyer.

Para Stewart, los últimos momentos del filme son "locos, muy locos" y recogen la esencia de la saga. "Esto es romántico, ése es su atractivo", manifestó Stewart, quien aplaudió al director, Bill Condon, por "poner su dedo" en ese aspecto de la historia.

Kristen Stewart indicó que se llevó de los rodajes los anillos que usó su personaje, algo que para ella es "muy importante", mientras que Lautner se lamentó haberse deshecho de la peluca que aborreció durante las filmaciones y ahora le habría gustado tener de recuerdo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento