A las 4.06 horas de la madrugada del jueves —tal y como muestra el vídeo cedido a 20minutos.es—, una bengala salía disparada desde la zona superior del pabellón de Madrid Arena y caía en la pista central, provocando una gran humareda, que pudo haber desencadenado la avalancha durante la fiesta de Halloween en la que murieron tres chicas y en la que otras dos quedaron en estado crítico.

Uno de los asistentes a la fiesta, Javier —que no ha querido que trascendieran más datos sobre su identidad— ha cedido a 20minutos.es un vídeo que muestra el momento del impacto de esta bengala. En su testimonio, Javier especifica fue "lanzada por un chico con una careta de Anonymous desde el primer piso del pabellón Madrid Arena". Como se puede ver en el vídeo, pocos segundos después de caer la bengala se produjo una humareda a pocos metros de donde impactó el artefacto. La policía mantiene como hipótesis principal que el lanzamiento de este objeto pudo ser el origen de la avalancha que tuvo lugar a esa hora en el recinto.

El autor del vídeo ha asegurado que, a pesar de ver la humareda, ni él ni sus amigos vieron que posteriormente se produjera una avalancha.  

Al igual que otros muchos asistentes, Javier se enteró de lo sucedido cuando salieron del recinto, una vez que la fiesta terminó, sobre las 6.50 horas.

No obstante, otros asistentes han afirmado que la avalancha no se debió a la caída de la bengala sino a un tumulto de personas que querían acceder a la pista central. Según ha explicado a 20minutos.es uno de los presentes en la fiesta, Adolfo Gutiérrez, la gente intentaba subir a las gradas en esos momentos, que fueron "de verdadera tensión e impotencia".

El visionado de las imágenes, clave

La investigación policial sigue manejando el encendido de una bengala como principal hipótesis explicativa de la avalancha. Además, agentes del Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han examinado las cintas de las cámaras que apuntaban al pasillo del Madrid Arena donde se produjo la avalancha, un área "muy localizada".

La policía mantiene que el encendido de una bengala es la principal hipótesis del origen de la avalancha El magistrado instructor de la causa, Eduardo López Palop, quien se encontraba de guardia cuando se produjeron los sucesos, ha abierto diligencias previas después de personarse en el lugar de los hechos con toda la comisión judicial: el propio juez, el fiscal, el secretario judicial, el médico forense y dos funcionarios.

En el lugar de los hechos el magistrado levantó los cadáveres de dos de las jóvenes fallecidas, mientras que una tercera falleció en el hospital.

El magistrado espera actualmente tres informes antes de tomar decisiones como imputar a personas concretas y tomar declaraciones: los atestados policiales cuando estén cerrados; los informes forenses preliminares, y el citado informe policial resultante del visionado de las cintas, grabaciones que ha pedido como prueba material.

Por otro lado, fuentes jurídicas han señalado que a efectos judiciales no hay todavía ningún dato significativo en tanto no se reciban estos informes, pero han calificado de muy positiva la colaboración que está habiendo entre el fiscal, el grupo de homicidios y los forenses

Consulta aquí más noticias de Madrid.