Colegio de Madrid
Una profesora da la primera clase del curso escolar en un colegio madrileño. JORGE PARÍS

El invierno se presenta crudo para los 3.500 escolares de Infantil y Primaria (de 3 a 12 años) matriculados en los nueve colegios públicos de Colmenar Viejo –un municipio de la sierra norte de Madrid–.

Encendido a las 8.30 horas y su cierre nunca más tarde de las 14.00 horasLa concejala de Educación ha enviado una carta a los directores de estos centros informándoles de que debido al "considerable aumento en los consumos de gas natural, gasóleo, energía eléctrica y agua potable" detectado "durante el último ejercicio económico", se ve en la obligación de "tener que proceder a racionalizar y ajustar los consumos".

En la misiva, a la que ha tenido acceso 20 minutos, se solicita de los equipos directivos su cooperación para "hacer un uso responsable y racional de los consumos energéticos puestos a disposición de su centro", pero al mismo tiempo se les informa de las "órdenes oportunas" transmitidas al servicio técnico sobre la programación de las calefacciones en estos colegios: "Encendido a las 8.30 horas y su cierre nunca más tarde de las 14.00 horas", reza el texto.

Jornada ordinaria

La restricción afecta a todos los centros educativos, ya que ninguno tiene jornada continua, sino que los niños siguen tras comer –en casa o en el comedor–. Además, hay actividades extraescolares hasta las 17.30 h, según han confirmado los equipos directivos, que están atónitos por la carta.

En alguno de los centros los niños han tenido que llevar los abrigos puestos el lunes y el martesPor su parte, la concejala de Educación explica a este diario que no comprende la polémica suscitada, ya que todos los cursos se envía una misiva similar instando a los centros a ahorrar recursos. Algo que han desmentido los directores. Además, la edil asegura que la calefacción ya se apaga más o menos a esa hora, las 14.00 h, y que aunque haya jornada hasta las 17.30 h, en ese tiempo "los colegios no se enfrían", asegura. Profesores y equipos directivos niegan también este punto. "Hoy [por ayer] hace mucho frío y hemos encendido la calefacción, a pesar de todo. Ha estado encendida hasta las 16.30 horas", explican desde uno de los colegios afectados.

Y eso los afortunados, porque en alguno de los centros los niños han tenido que llevar los abrigos puestos lunes y martes porque la empresa que tiene que poner las calderas a punto aún no lo ha hecho. "Es razonable el ahorro y no nos oponemos", afirmaban este martes los directores, "pero con sentido común y en función de las necesidades concretas de cada centro y sus instalaciones".

A pesar de que la carta se trató en el pleno municipal del jueves, las AMPA de los nueve colegios aún no han sido informadas sobre cómo afectará el nuevo horario a sus hijos. "Estamos en un pueblo en el que hace mucho frío. ¿Qué va a pasar con los primeros del cole –los niños que llegan a las 7.30 a desayunar–? Se encenderá la calefacción. ¿Quién asumirá ese gasto?", dice la presidenta de una AMPA, que no descarta movilizaciones.

Lo más sangrante del caso –según IU y PSOE– es que el de Colmenar es un Ayuntamiento sin problemas económicos, por lo que no se entiende esta política de recortes con los más pequeños. De hecho, la concejala no supo concretar qué ahorro estimado espera de la medida. Además, la oposición coincide en criticar que la carta no se haya enviado a los dos colegios concertados de la localidad, que también reciben fondos públicos.

Por otra parte, desde la Plataforma en Defensa de la Educación Pública local exigen que se prioricen los derechos de los niños y esperan que la edil recule.

Siesta con la mantita de casa

Profesores, padres y directores piden una misma cosa a la hora de racionalizar el consumo energético en los colegios: "Sentido común". Insisten en que no es lo mismo un aula de alumnos de 6º de Primaria que una de Infantil, en la que se echan la siesta y se pueden quedar destemplados. "Ahora los pequeños traen una mantita. No por frío, sino por comodidad", dice un docente. Una manta que podría volverse necesaria.

Información elaborada gracias a la pista de un lector que no quiere facilitar su nombre

Consulta aquí más noticias de Madrid.