Joan Herrera
El líder de ICV, Joan Herrera, en la actualidad y en una foto de infancia. ICV

"La gente que nada a contracorriente es la que cambia la historia".  Ésta es una de las máximas de Joan Herrera (Barcelona, 1971), candidato de Iniciativa per Catalunya Verds - Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA) a la presidencia de la Generalitat de Cataluña en las elecciones del próximo 25 de noviembre.

El líder de la cuarta fuerza política, el único que va al Parlament en bicicleta, apoya el derecho a decidir, pero apuesta por reivindicar los derechos sociales con el mismo ímpetu que los deseos independentistas y asegura que su formación "es una alternativa a las políticas de austeridad de CiU y PP". Reconoce que los ecosocialistas están divididos entre federalistas e independentistas y propone una solución integradora: un nuevo pacto constitucional para que Cataluña tenga un estado propio en el marco de un Estado federal plurinacional.

ICV es una alternativa a las políticas de austeridad de CiU y PPHerrera nació en una familia trabajadora. Su padre era autónomo y elaboraba informes comerciales, y su madre era informática en el ayuntamiento. La familia vivía en el barrio Selva de mar, donde lo normal era que lo atracasen. De su infancia, recuerda las canciones de Víctor Jara y los años en el instituto Joan d'Austria, en la Verneda, en el que empezó a participar en el asociacionismo juvenil. Su padre estaba comprometido al PSUC y su madre militaba en Convergència Socialista, así que a nadie sorprendió que se uniera a la Asociación de Estudiantes progresistas (AEP-ACE), a la plataforma por el 0,7  y a las manifestaciones en contra de la Guerra del Golfo en 1991, año en el que se afilió a ICV en el barrio del Besós.

De su infancia, recuerda las canciones de Víctor Jara y los años en el instituto Joan d'AustriaActivista comprometido, se licenció en derecho por la Universidad de Barcelona y se especializó en derecho urbanístico y del medio ambiente, antes de hacer un postgrado por la Universidad Pompeu Fabra. Como buen corredor de maratones y triatlones, Herrera es también un atleta de fondo en la política. En 1996 fue elegido coordinador nacional de jóvenes en su partido, logrando que la organización juvenil se definiera como ecosocialista. Tres años después, lo hicieron miembro de la comisión permanente y de la comisión de política del partido y en el año 2000 fue designado portavoz y responsable de movimientos sociales. En esta época coordinó la campaña del No a la guerra de Irak y representó a su partido en el Foro Social Mundial de Porto Alegre.

Este orgulloso vecino del Poblenou se considera tímido, pero reconoce que no puede vivir sin amor. Está casado con Sonia y asegura que su hijo, Lluc, es lo más importante. "Los niños te dan vitalidad, reinventan la familia y cambian la perspectiva de las cosas", opina. Sin embargo, la política lo obligó a pasar menos tiempo con la familia cuando en 2004 encabezó la lista de su partido a las elecciones generales de 2004 y fue elegido diputado del Congreso, convirtiéndose en portavoz de su grupo parlamentario y de las comisiones de medio ambiente y energía, y en ponente de la ley de memoria histórica.

Se considera tímido, pero reconoce que no puede vivir sin amorHerrera se quita el reloj y lo posa en el atril antes de intervenir en algún mitin o acto para controlar mejor el tiempo. En 2008, siendo ya secretario general del partido, fue reelegido diputado y cuando parecía que sus años en Madrid se alargarían mucho anunció su deseo de volver a Cataluña y ser cabeza de lista en las autonómicas de 2010. Unas elecciones en las que tuvo que afrontar la pérdida de dos escaños respecto a los anteriores comicios. El desgaste del tripartito.

Al volante de su Renault, sobre su bici con sillita de bebés incorporada o caminando por la popular Rambla del Poblenou, el ecosocialista parece vivir en coherencia con sus ideales, que ha dejado plasmados en un libro, Economía y ecología. Propuestas para salir de la crisis. Herrera es el ejemplo de que todavía hay quien intenta devolver al centro del debate político los derechos sociales, los recortes y la crisis económica ante unas elecciones sacudidas por una guerra de banderas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.