Netanyahu y Lieberman anuncian una lista conjunta a las próximas elecciones israelíes

  • "Israel necesita una coalición fuerte basada en una sola lista", dijo Netanyahu al anunciar en Jerusalén la nueva unión de fuerzas, dice el primer ministro.
  • La líder del Partido Laborista israelí, Shelly Yachimovich, considera que la anunciada alianza crea "un nuevo partido extremista y racista".
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (d), y el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman (d), anuncia que sus partidos el Likud y el Israel Beitenu se unirán para las elecciones de 2013.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (d), y el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman (d), anuncia que sus partidos el Likud y el Israel Beitenu se unirán para las elecciones de 2013.
EFE/ABIR SULTAN

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, líder del Likud, y el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, que encabeza el partido ultraderechista Israel Beitenu, han anunciado este jueves la formación de una lista conjunta para las elecciones del próximo 22 de enero.

"Israel necesita una coalición fuerte basada en una sola lista", dijo Netanyahu al anunciar en Jerusalén la nueva unión de fuerzas, que explicó con el argumento de "fortalecer a Israel" frente a las amenazas que afronta el país en el futuro, entre ellas la de Irán.

En una breve comparecencia ante los medios de comunicación en un céntrico hotel de la ciudad sin permitir preguntas, el primer ministro consideró que "es el momento de estar unidos" porque ésa "es la mejor forma de defender a Israel". Sin dar nombre a la nueva lista de coalición, abundó en que la coalición con el ultraderechista Israel Beitenu, antes de los comicios del próximo 22 de enero, "fortalecerá al Gobierno, al primer ministro y, en definitiva, al Estado".

La decisión de unir ambas listas, que en la actual legislatura cuentan con 27 y 15 diputados respectivamente, es un requisito para "los retos de seguridad y económicos que afronta Israel", a decir de Lieberman, que demandan, en su opinión, una sola cosa: "gobernabilidad". "La coalición entre el Likud e Israel Beitenu estos últimos cuatro años ha permitido a Israel tener el gobierno más estable desde 1948", afirmó al hacer alusión a la alianza parlamentaria de derechas que ambos encabezan desde 2009.

Y en un guiño a su electorado, mucho más laico y nacionalista que el de Netanyahu, prometió sin entrar en detalles una "reforma institucional" durante la próxima legislatura en una posible referencia a nuevas políticas contra la influencia de la religión en el Estado.

"Esta unión conjuga experiencia, poderío y unidad (..) es la opción que más responde a un acto de responsabilidad nacional", opinó Lieberman al atacar el fraccionado sistema parlamentario israelí, caracterizado por "pequeñas formaciones políticas y partidos de moda para una sola legislatura".

"Crean un partido racista"

La líder del Partido Laborista israelí, Shelly Yachimovich, considera que la anunciada alianza crea "un nuevo partido extremista y racista". Yachimovich aseguró a la edición digital del diario Yediot Aharonot que se uniría "a un partido de ese tipo" e instó a los votantes que sientan "que han perdido su hogar político" a unirse al Partido Laborista "y no permitir que gobiernen Netanyahu y Lieberman".

"Netanyahu entendió bien que las posibilidades de perder el gobierno eran más grandes que nunca y lo que ha hecho esta noche es un acto de pánico político ante el fortalecimiento del Partido Laborista", recalcó.

Asimismo, aseguró que se trata de "un paso que convierte al Likud en el partido de Lieberman" y añadió que "esta noche ha desaparecido el Likud y en su lugar se ha creado el partido radical" del actual ministro de Exteriores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento