La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha declarado "ajustada a derecho" la extinción los contratos de los trabajadores de 'Sodeoil S.L.U.', la empresa que explotaba hasta el pasado mes de agosto la gasolinera de Ciudad Expo y cuyo capital social pertenece a la sociedad de Desarrollo Económico y Fomento del Empleo (Sodefesa), perteneciente a su vez al Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe (Sevilla). Una cuarta parte de los nueve trabajadores despedidos, no obstante, fueron contratados por Campsared después de que esta empresa perteneciente a Repsol se hiciese con la explotación de esta estación de servicio.

Según una sentencia del TSJA emitida el 11 de octubre y recogida por Europa Press, 'Sodeoil S.L.U.' incurría, cuando fue notificado el despido colectivo de la plantilla, en una situación económica "negativa" que acredita "la extinción de las relaciones 1laborales" según el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores. "La medida extintiva de las relaciones laborales de todos los trabajadores resulta adecuada a derecho por haberse acreditado la causa legal esgrimida", señala el fallo a la hora de desestimar la impugnación promovida por el ya ex delegado de personal de la estación de servicio, Emilio Conde (UGT).

El fallo es susceptible de recurso de casación, toda vez que cuando comenzó el conflicto de la gasolinera de Ciudad Expo, ahora explotada por Campsared, 'Sodeoil S.L.U.' arrastraba pérdidas por valor de 352.793 euros y el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe acordó la creación de una comisión especial informativa para investigar la gestión de este negocio durante la etapa socialista del Consistorio.

El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, en un comunicado, ha manifestado que "la sentencia deja sentada la inexistencia de cualquier género de duda sobre la situación económica de pérdidas acumuladas por la gasolinera, que motivaron el despido de los nueve trabajadores de la estación de servicio, lo que pone al descubierto la infundada acusación sindical de manipulación y falsedad de los resultados económicos de 'Sodeoil'".

"La sentencia del TSJA aclara definitivamente la falsedad de las acusaciones de fraude en la actuación del Ayuntamiento, Sodefesa, Sodeoil, Campasared y Repsol, despejando definitivamente la acusación de encubrimiento de un grupo empresarial o de intereses oscuros entre el Ayuntamiento y las empresas codemandadas", esgrime el Ayuntamiento, que asegura que los despidos "se podrían haber evitado si no se hubiera producido la irresponsable actitud mantenida por el representante sindical, que no ha hecho otra cosa que provocar artificiosamente un conflicto laboral por intereses claramente políticos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.