La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha inaugurado esta tarde la Biblioteca 'Rafael Azcona' coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Bibliotecas -que se celebra desde 1997- y el día en el que nació el guionista riojano que da nombre a estas instalaciones. Un acto en el que no ha faltado un cuentacuentos para los más pequeños -'Buenos modales en la biblioteca', de Carrie Finn-.

Tal y como ha destacado la alcaldesa durante la inauguración se trata de un servicio que "contribuirá a enriquecer la oferta cultural de Logroño y que, además, acoge servicios de la Universidad de La Rioja".

En este sentido, Cuca Gamarra ha destacado la colaboración entre entidades que permitirá a la UR instalar en la biblioteca el centro de documentación y parte de las oficinas de la Fundación General de la Universidad de La Rioja, además de gran cantidad de sus fondos bibliográficos. "Se trata de un modelo que fomenta la colaboración entre instituciones, buscando una mejor gestión de los recursos públicos, mayor viabilidad de la biblioteca y un mayor número de usuarios.

En definitiva, un mejor servicio para los ciudadanos pero de un modo más eficiente, que resulte lo menos gravoso posible desde el punto de visa económico. Una biblioteca sostenible desde el punto de vista municipal por la cooperación entre ambas entidades", ha subrayado la alcaldesa.

La biblioteca Rafael Azcona, de gestión municipal, abre sus puertas cinco días a la semana (cierra los sábados por la tarde, domingos y lunes por la mañana) ocho horas diarias y dispone de un fondo bibliográfico o catálogo de 15.000 volúmenes. La biblioteca ofrece servicios de información general, hemeroteca, sala infantil, sala de lectura, máquinas de autopréstamo, acceso a ordenadores e internet y fonoteca.

800.000 EUROS

En total, tal y como ha recordado la alcaldesa de Logroño, se ha destinado a la puesta en marcha y mantenimiento de la biblioteca una cifra cercana a los 800.000 euros: 320.120 euros para equipamiento y mobiliario; 210.154 euros para fondos bibliográficos; y 267.821 euros para servicios auxiliares. Esta cantidad sumada a los 6.350.000 euros que costó ejecutar la obra y hacer el proyecto, suponen un desembolso global cercano a los 7,2 millones de euros.

Cifras a las que hay que sumar el mantenimiento anual del centro. "De los 432.000 euros anuales por mantenimiento que establecía la anterior Corporación, insostenibles para las arcas municipales, hemos conseguido abrirla con un coste que estará en torno a los 180.000 euros, a través de una más eficiente gestión de los recursos y de la colaboración. Una perfecta armonía que redunda en beneficio de la ciudad", ha destacado la alcaldesa de Logroño.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Logroño ha realizado los trámites necesarios para la apertura de la biblioteca, como la incorporación a la Red Sibila (Sistema Informatizado de Bibliotecas de La Rioja), que permite la utilización de un único carné en las bibliotecas integradas en la red o el establecimiento del precio público para la prestación de servicios de fotocopias y expedición de carnés.

La biblioteca Rafael Azcona está ubicada en el antiguo colegio Gonzalo de Berceo, en la calle Santos Ascarza, una obra emblemática del arquitecto Fermín Álamo que ha sido rehabilitada para tal fin. El conjunto se completa con dos edificios modernos, con la misma solución estética, que se conectan entre sí y con el anterior inmueble mediante pasillos y distribuidores. En total, dispone de 4.000 metros cuadrados.

Colaboración con la universidad de la rioja

Además del uso meramente como biblioteca, esta instalación acogerá parte de los fondos y archivos de la Universidad de La Rioja, el Centro de Documentación Europea y parte de las oficinas de la Fundación General de la UR, tras el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Logroño y la Universidad de La Rioja.

El Ayuntamiento de Logroño ha cedido, a través de un convenio, parte del sótano y la primera planta de la biblioteca a la UR, mientras que el Consistorio gestiona la planta baja y la parte restante del sótano. Ambas instituciones comparten los gastos de mantenimiento y de personal. También habrá espacios de uso común, como la sala de usos múltiples.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.