Cerca de un centenar de personas pertenecientes a la Asamblea Pública y de Calidad de Toledo —integrada por trabajadores del Hospital Virgen de la Salud y usuarios de éste y otros centros sanitarios— se han manifestado en la capital bajo la lluvia contra el "deterioro" de los servicios sanitarios de Castilla-La Mancha.

Ataviados con camisetas azules y blancas en las que se podía leer 'Sanidad pública, de todos y para todos' han iniciado este recorrido desde la Plaza de Toros hasta las puertas del Hospital Virgen de la Salud.

Uno de los miembros de la Asamblea, Marcos Zamora, ha manifestado que "es inadmisible el deterioro de la sanidad de la región", por lo que "aunque sean muchos o pocos" van a seguir "luchando para que mejore la calidad de estos servicios sanitarios".

En este sentido, ha indicado que los trabajadores de los centros sanitarios tienen "miedo a que se los despida" y están sometidos todos los días a "una situación de estrés" porque tienen que atender a un gran número de pacientes.

"Estamos viviendo una situación de emergencia ciudadana. Tenemos miedo a los despidos, a que aumenten las listas de espera y a que los pacientes se pudran en las urgencias de los hospitales. El derecho a la salud es un derecho universal que no puede verse perjudicado por intereses políticos", ha aseverado.

Preguntado por el acuerdo entre sindicatos y el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) para que los profesionales decidan cómo ahorrar en Sanidad, Zamora lo ha calificado como "acuerdo corporativista" y ha señalado que "lo estudiarán" cuando este acuerdo sea público y "salga a la luz".

La Asamblea por la Sanidad Pública y de Calidad de Toledo es un movimiento que ha surgido principalmente en las redes sociales y que cuenta con unos 1.000 seguidores en las mismas, según ha explicado Zamora.

Consulta aquí más noticias de Toledo.