La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha absuelto al alcalde de Fortuna (PP), Matías Carrillo, del delito de prevaricación por el que la Audiencia Provincial lo condenó en sentencia del 11 de julio de 2011 a una inhabilitación de siete años para empleo o cargo público.

Sin embargo, la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, confirma la condena por un delito electoral, que le inhabilita para los cargos de concejal y alcalde y para cualquier otro cargo público que depende de su elección democrática, conforme a la legislación electoral, durante cinco años. Así como la privación de libertad durante 24 días y una multa de seis meses con una cuota diaria de seis euros (1.080 euros).

Esto supone la privación definitiva del empleo o cargo sobre el que recae, siendo electivo, y de los honores que le sean anejos, en este caso los que deriven directamente de su condición de regidor del Consistorio de Fortuna.

Consulta aquí más noticias de Murcia.