El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe (Sevilla), gobernado por Ricardo Tarno (PP), celebra este jueves un pleno extraordinario para externalizar los servicios de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU) y de recogida de enseres y poda y, a continuación, aprobar el correspondiente expediente de contratación de tales servicios, hasta ahora prestados desde el Consistorio. Por este motivo, los trabajadores de ambos servicios están convocados a una huelga de 15 días que arranca esta madrugada, si bien mediaría una última reunión entre el comité de empresa y el Gobierno municipal del PP.

La convocatoria de pleno extraordinario, recogida por Europa Press, incluye en su orden del día la transferencia, a la gestión indirecta, de los servicios de recogida de residuos sólidos urbanos y de recogida de enseres y poda, así como la correspondiente modificación de la ordenanza frente a la Contaminación por Residuos Sólidos y la aprobación del expediente de contratación relativo a la externalización de la prestación de tales servicios.

En la antesala de la huelga

Sobre la convocatoria de huelga de 15 días de duración a la que están convocados los trabajadores de estos servicios, a partir de las 00,00 horas de este miércoles, el comité de empresa y el Gobierno municipal del PP habrían concertado un nuevo encuentro para esta tarde, según ha informado a Europa Press Carlos Álvarez, miembro del comité de empresa por UGT.

La Viceconsejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía ha dictado para los servicios mínimos "un sólo equipo compuesto por un conductor y dos peones", según informa el Ayuntamiento, que ha iniciado los trámites necesarios para recurrir esta decisión.

Recurso ante los servicios mínimos

Los servicios mínimos, según el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, "sólo garantizan la recogida de basura de los centros de salud, las residencias de ancianos, colegios y grandes superficies donde se genere materia orgánica, dejando sin efecto la recogida de los residuos sólidos en los más de mil contenedores situados en la vía pública de Mairena del Aljarafe".

El alcalde, Ricardo Tarno, ha criticado en un comunicado que "una vez más, la Junta de Andalucía ataca los intereses de nuestro municipio y ahora atenta contra la salud pública al impedir que se recoja la basura acumulada en más de un millar de contenedores con, el riesgo que ello conlleva para una ciudad de casi 50.000 habitantes". Asimismo, el regidor mairenero advierte de que "se trata de una decisión inusual en casos similares" y pide a la administración regional que tenga en cuenta el recurso que presentará el Ayuntamiento "para salvaguardar los intereses de los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.