El concejal de Nuevas Tecnologías (NN.TT) de Burgos, Eduardo Villanueva, ha defendido este miércoles su inocencia porque "nunca jamás" ha utilizado de forma indebida una tarjeta de datos municipal.

"Nunca un error dio tanto juego", ha aseverado Villanueva en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que esta teoría "la avala el informe independiente de los técnicos que demuestra el error, que se subsanó, y que no hubo perjuicio para el Ayuntamiento de Burgos".

En este sentido, ha insistido en que el informe elaborado por técnicos independientes refleja cómo existió un "error" en la facturación de su tarjeta de datos, a consecuencia de la no aplicación de la tarifa plana contratada.

Al respecto, ha explicado que este error "fue detectado tarde", lo que provocó unos niveles de facturación y consumo "desorbitados", frente a los 39 euros de la tarifa contratada, que posee las mismas características que el resto de tarjetas suscritas por el Consistorio burgalés con la compañía telefónica.

En relación a esto, ha asegurado que, cuando se detectó el error y siempre desde las atribuciones propias de los técnicos del departamento que coordina, se procedió a actuar para solventar el problema, por lo que se habló con la compañía telefónica que "reconoció el error", y se iniciaron los trámites pertinentes con otros departamentos, con el objetivo de gestionar la tramitación correcta de las facturas.

Respecto al consumo de la tarjeta de datos en cuestión, ha insistido en que se deben a sus "rutinas" de trabajo como ingeniero de Telecomunicaciones que consisten, entre otras cuestiones, en realizar copias de seguridad periódicas de todos sus datos y a mantener el módem abierto durante toda el día.

La verdad,

El informe técnico

"La verdad no es la que quieren hacer ver los demás. La verdad es lo que se puede probar y comprobar y este informe de los técnicos reconoce no mi verdad, sino la verdad", ha aseverado el edil antes de abandonar la rueda de prensa sin que finalizase el turno de preguntas.

Cabe recordar que la semana pasada se dio a conocer la existencia de una factura de 207.000 euros, del periodo comprendido entre abril y mayo de 2011, vinculada a la tarjeta de datos municipal del edil.

Posteriormente, y tras aplicar los descuentos correspondientes, la factura se redujo hasta los 128.000 euros, que se abonaron a través del Plan Montoro "por error" y pese a existir un decreto firmado en junio de 2012 por el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, para que no se abonase la factura en cuestión.

El informe elaborado recoge la existencia de una contrafactura de la compañía telefónica por el mismo importe, aunque desde Tesorería no se tiene constancia del reintegró de la misma.

Consulta aquí más noticias de Burgos.