El PSPV ha justificado su voto en contra a la bajada de la tasa de Tratamiento y Eliminación de Residuos Urbanos y Asimilados (TAMER) en que ésta "se debe reducir todavía más". "No es suficiente", han afirmado desde el partido.

Los socialistas se han pronunciado así en un comunicado después de que en la Asamblea de la Entidad Metropolitana para Tratamiento de Residuos en Valencia (EMTRE) haya votado en contra de la aprobación de la bajada de la tasa.

A su juicio, con esta nueva revisión y la consiguiente reducción en el canon, la EMTRE "reconoce que estaba cobrando con exceso y que la subida que en su día infligieron a los bolsillos de los vecinos fue desmesurada". "11 millones de euros de más que ahora aceptan, con la rebaja, que podrían haberle evitado a los ciudadanos pero que no están dispuestos a devolver. De los 84.400.000 euros iniciales a partir de enero pasarán a recaudar 73.200.000 millones", han dicho.

El PSPV opina que la bajada, a pesar de reducir sustancialmente la cantidad que cobraban a los usuarios del servicio, "continúa siendo insuficiente". Así, ha indicado que aquellos que pagaban 56 euros anuales pagarán 49, los que pagaban 139 pagarán 123. La reducción es del 13 por ciento, "algo totalmente insuficiente si tenemos en cuenta que en su momento se subió hasta el 250 por ciento".

"Hemos vuelto a votar en contra porque pensamos que todavía se deben bajar más los costes y, por tanto, la tasa que padecen los vecinos del área metropolitana", ha señalado el protavoz socialista de la EMTRE, Salvador Soler.

Ahora, según ha dicho, "nos estamos acercando a la mitad del camino: se equivocaron, lo han reconocido y han rectificado, pero sólo a medias, todavía quedan cuestiones intolerables". Entre éstas, ha hecho referencia a la reducción en los costes que deberían tener en cuenta a las tres plantas y no sólo a la de Hornillos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.