Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Castellón exigen en sendos comunicados responsabilidades políticas por el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que ordena al consistorio elaborar un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) al considerar que no se ha cumplido la sentencia del TS que anuló el planteamiento urbanístico en 2008.

Así, la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Amparo Marco, exige responsabilidades políticas al alcalde al considerar que el auto judicial "vuelve a dejar en el aire el urbanismo caótico que practica y ha practicado el Partido Popular", y ha acusado al primer edil, Alfonso Bataller, de estar "al frente de un equipo irresponsable que gobierna Castellón de forma temeraria".

Marco ha solicitado este miércoles la convocatoria de una junta de portavoces extraordinaria para que el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Mulet, comparezca de "forma urgente" en el pleno ordinario de este jueves y dé las "explicaciones pertinentes" sobre las decisiones que piensa adoptar el equipo de gobierno. "Si Mulet ha tenido tiempo y valentía para hacer declaraciones en prensa, no tendrá ningún obstáculo de hacerlas en el pleno, que es la máxima representación política de los castellonenses".

"Los tribunales están diciendo, una y otra vez, que el equipo de gobierno de Castellón está gobernando al margen de la legalidad en un ámbito como el urbanístico que incide de lleno en la economía de la ciudad", ha expuesto Marco. A su modo de ver, "los daños que el PP causa con sus improvisaciones y decisiones atolondradas con el PGOU no se pueden cuantificar, pero son de una extraordinaria gravedad".

Por su parte, el portavoz del Bloc-Compromís en el Ayuntamiento, Enric Nomdedéu, ha lamentado la "opacidad" del equipo de gobierno del PP en materia urbanística, así como su "nula voluntad de aceptar aportaciones de la oposición en este sentido".

Los nacionalistas también pedirán la comparecencia del concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Mulet, "para que nos informe puntualmente de la situación en la que queda el urbanismo de Castellón". Nomdedéu ha indicado que la gestión urbanística del PP, "opaca e impermeable a las propuestas de la oposición", ha llevado a Castellón "a una situación de inseguridad legal inadmisible, que ahora pagará el conjunto de la ciudadanía".

Motivos "de sobra" para comenzar un nuevo pgou

Por su parte, la concejala de EU en el consistorio municipal, Carmen Carreras, considera que "hay motivos de sobra para no continuar con la tramitación del nuevo PGOU y comenzar de nuevo, y ha anunciado que pedirá en el pleno del mes de octubre al alcalde, Alfonso Bataller, que "deje de jugar al gato y al ratón y que definitivamente se ponga a trabajar en un nuevo PGOU".

Finalmente, el secretario de organización de Inicitiva-Compromís en la ciudad de Castellón, Pepe Cueva, ha pedido la dimisión del concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Castellón, Miguel Ángel Mulet, y ha afirmado que el auto del TSJCV "demuestra que el urbanismo en la ciudad está gestionado por gente incapacitada para el cargo, totalmente ineptos".

Consulta aquí más noticias de Castellón.