El Grupo Liberbank se ha mostrado dispuesto a escuchar propuestas sindicales una vez que el Banco de España acepte su plan de viabilidad, algo que tiene que ocurrir antes de que finalice este mes de octubre.

En declaraciones a Europa Press, el representante de UGT en el Banco CCM (integrado en Liberbank), Carlos Jiménez, ha asegurado que en la reunión mantenida este miércoles en Madrid entre la dirección de la empresa y los representantes de los trabajadores, la empresa ha mostrado "una actitud positiva y está dialogante y dispuesta a escuchar propuestas", aunque "no se hablará del tema hasta que no se pronuncie el Banco de España".

Cuando eso ocurra, según Jiménez, la empresa entregará a los sindicatos el plan de viabilidad, aunque ya en el encuentro de este miércoles "ha dado parte de la información económica que se le solicitó, como balances, información de ratios y situación económica para conocer un poco más cómo está la empresa".

"Una vez que conozcamos el plan de viabilidad veremos qué propuesta mantiene la empresa y nosotros haremos las nuestras para ver dónde podemos reducir costes", ha aseverado.

Mientras, el secretario nacional de Banca y Ahorro de CSI.F, José Manzanero, ha señalado a Europa Press que en la reunión se ha pedido la retirada del plan de ajuste de Liberbank, que recoge una propuesta inicial de suspender contratos para el 60 por ciento de la plantilla, reducir salarios, congelar las aportaciones al plan de pensiones y reducir la jornada.

"No firmaremos el plan de viabilidad hasta que no lo podamos consultar con los trabajadores en Asamblea y nos den su autorización", ha argumentado.

Llamamiento al diálogo

Por su parte, Liberbank ha informado en un comunicado de que durante la reunión celebrada ha reafirmado su llamamiento al diálogo y su compromiso para impulsar la negociación.

En este sentido, ha instado a la representación sindical a que formule sus propuestas orientadas al logro de los acuerdos que se pretenden alcanzar, y se ha comprometido a informar del plan de capitalización de la entidad, dentro del respeto al proceso en curso para su aprobación por las autoridades bancarias.

La fecha de la próxima reunión dependerá del calendario vinculado al plan de capitalización, ha precisado la entidad. Las medidas propuestas persiguen evitar la destrucción de empleo y repartir el efecto de las mismas entre todos los empleados, incluidos directivos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.