La asociación Ecologistas en Acción ha confirmado que acudirá a la Comisión Europea para reclamar la apertura de una investigación tendente a averiguar el paradero de los fondos destinados a la puesta en marcha de las depuradoras —aún sin finalizar— en el espacio natural de Doñana, una vez que recientemente ha trascendido el vertido de aguas residuales urbanas sin depurar en los municipios onubenses de Almonte, Bollullos Par del Condado y Rociana del Condado, todos ellos pertenecientes a este entorno.

Así lo ha confirmado a Europa Press el representante de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, que también ha confirmado la presentación de denuncias ante la Fiscalía y la Guardia Civil en los mismos extremos.

"Es un tema antiguo, ya el plan operativo de Doñana de 1993 tenía como prioridad dar un saneamiento de calidad a las aguas de las cuencas vertientes a Doñana", ha recordado Romero, que ha lamentado que estas infraestructuras no estén listas pese a que debían estar operativas ya en 2004, dado que las administraciones "se tiran la pelota unos a otros".

Así, el representante de Ecologistas en Acción ha recordado que Europa exigía montar un sistema de depuración con tratamientos compatibles. Por otro lado, Romero ya avisó en el pasado Consejo de Participación de julio de que "si no eran capaces de solucionar el problema con carácter inmediato, éste se judicializaría", advertencia que se ha materializado —también por parte del colectivo WWF— tras los últimos vertidos con peticiones de investigación sobre la posible dejación de funciones por el "mal uso" de estos fondos, sin que se haya solucionado "uno de los problemas más graves de Doñana".

Esta semana, el secretario general de Medio Ambiente y Agua de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Sergio Moreno, y la organización ecologista WWF han mantenido un encuentro en el que se ha tratado, entre otros aspectos, la situación resultante del vertido. Según ha confirmado a Europa Press el responsable de la Oficina de WWF para Doñana, Juan José Carmona, tanto la administración autonómica como la organización ecologista han comenzado a tramitar acciones con el Estado al objeto de "acelerar" la finalización de las obras de construcción de las depuradoras de Almonte y Bollullos par del Condado, las cuales fueron transferidas al Estado en el año 2011 cuando se encontraban a más del 95 por ciento de su ejecución.

En concreto, la Junta habría iniciado conversaciones "al máximo nivel" con la administración central, mientras que WWF va a reclamar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que acometa un plan con fechas específicas y "realistas" de cuándo van a acabar estos trabajos.

Consulta aquí más noticias de Huelva.