El consejero de Industria, Eduardo Arasti, se ha referido este miércoles a la sentencia que anula el concurso eólico, y ha destacado que el anterior Gobierno dijo que con este plan "iba a generar miles de empleos y millones de euros en inversión" y "lo que han generado han sido parados y posibles indemnizaciones a las que todos los cántabros probablemente tengamos que hacer frente con nuestros impuestos".

Arasti valoró así la sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que ha anulado el concurso de asignación de potencia eólica aprobado hace dos años por el anterior Gobierno de Cantabria del PRC-PSOE, que adjudicó una potencia de 1.400 megavatios a desarrollar en siete zonas.

El consejero, que este miércoles visitó la instalaciones de la empresa IMEN Ascensores, indicó, al ser cuestionado por el fallo del TSJC, que la sentencia pone de manifiesto lo que siempre se ha mantenido desde el Partido Popular y es que el concurso eólico "adolecía de una clara inseguridad jurídica".

Tras señalar que el anterior Gobierno "ha instalado muy poca potencia eólica pero sí ha instalado muchísimos problemas", Arasti destacó que "dijeron que iban a generar miles de empleos y millones de euros en inversión y lo que han generado han sido parados y posibles indemnizaciones a las que todos los cántabros probablemente tengamos que hacer frente con nuestros impuestos".

"Esto es lo que ha deparado finalmente esa política de tierra quemada que no ha llevado a ninguna parte y que ha desembocado en una sentencia que más de uno y más de dos ya habíamos anunciado", concluyó el consejero Innovación, Industria, Turismo y Comercio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.