La Policía Nacional detuvo ayer martes a dos jóvenes, J.S.A., de 23 años, y MA.P.R., de 21, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, al serles intervenidos más de tres kilos de hachís en una taquilla de un centro deportivo de Santander.

Además de 3.200 gramos de hachís, se incautaron una papelina de cocaína, 120 euros, una caja fuerte, recortes circulares, útiles para la elaboración de las dosis, un vehículo y dos teléfonos móviles, han informado este miércoles fuentes policiales en un comunicado.

A los detenidos, que pasaron a disposición judicial, les constan varios antecedentes por delitos contra el patrimonio y contra las personas.

El Grupo de Estupefacientes de la Policía conocía a los jóvenes, a los que estaba investigando, por estar relacionados con el trafico del drogas. Por ello, se estableció un dispositivo que a las 20.30 horas detuvo a J.S.A, a quien acompañaba MA.P.R.

En el registro de la taquilla se encontró la droga y el resto de efectos intervenidos. Según la Policía, los 3,2 kilos de hachís sitúa a los detenidos en un nivel medio-bajo dentro de la pirámide de istribución de drogas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.