La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma ha rehabilitado en su condición de funcionario a un policía local que ha cumplido una condena con la Justicia después de que en octubre de 2012 se le hiciese responsable de un delito de falsedad documental.

Tras la Junta, el portavoz del equipo de Gobierno, Julio Martínez, ha detallado que esta persona actualmente se encontraba "rozando la indigencia y viviendo de ayudas" por lo que Cort, con el consenso de todas las fuerzas políticas y la petición expresa del sindicato de policías, ha acordado esta rehabilitación como funcionario.

Martínez ha señalado que este hombre había ejercido como policía local durante más de 20 años. Además, la sentencia que le hizo responsable del delito de falsedad documental le condenó a una pena de un año y nueve meses de prisión, y a una inhabilitación especial para ocupación o cargo público por un año y diez meses.

"Ha cumplido lo que tenía que cumplir con la Justicia", ha dicho el 'popular', quien ha añadido que desconoce si es la primera ocasión en la que se produce una rehabilitación de estas características en el consistorio palmesano.