La organización agraria UGAM-COAG ha convocado para el próximo sábado, día 27, en la Plaza Alfonso XIII de Santander, una concentración y un Mercado Transparente Agrario, con productos del campo a precios en origen.

En concreto, se pondrá a la venta una cesta con un coste total de 4,20 euros que incluirá dos kilos de patatas de Valderredible, a 50 céntimos; 200 gramos de queso de vaca, a 1,02 euros; medio kilo de carne de ternera picada, a 2 euros; un kilo de manzanas, a 38 céntimos; y un litro de leche de vaca, a 30 céntimos.

Según el secretario general de UGAM-COAG, Gaspar Anabitarte, con esta iniciativa la organización se manifiesta por las "disconformidades" que hay sobre la Política Agraria Común (PAC) y para abogar por otra que sea "mucho más justa" y que "defienda" a los consumidores, garantizando "alimentos de calidad y en cantidad suficiente", y a los productores, asegurando una renta "digna" para que se mantenga la producción en los pueblos europeos, algo que, según ha dicho, "no se ha respetado".

Anabitarte, que ha comparecido en rueda de prensa junto a dos de los miembros de la ejecutiva de la organización, José Sañudo y Pedro Castro, ha señalado que este acto y los que se han realizado durante las últimas semanas, están dedicados especialmente a la PAC, "que se encuentra en la fase última de desarrollo y todavía hay posibilidades de hacer modificaciones".

En este sentido, ha señalado que se ha decidido organizar este Mercado Transparente Agrario en Santander, dado el éxito del anterior, celebrado el pasado mes de octubre en Torrelavega, y porque la PAC es algo que concierne a productores y consumidores, de ahí que se considera muy importante "unir" a ambas partes.

"Esta PAC 2014-2020 liberaliza todos los sectores agrícolas lo que nos lleva a una crisis de precios y de especulación con los alimentos", ha dicho Anabitarte. Además, trata de "enterrar" definitivamente las cuotas lácteas, ha denunciado, por lo que los ganaderos de Europa podrán producir "todo lo que quieran", lo que "perjudica" en gran medida a los productores españoles, "ya que corremos el riesgo de que a la industria no le interese recogernos la leche a nosotros". "Ese es uno de los principales peligros de la PAC", advirtió.

Destacó asimismo que la PAC implementa una serie de ayudas, que se recogen a base de los impuestos de los consumidores (la PAC acapara el 40% del presupuesto) y que "no llegan" a los productores; de hecho, ha dicho, esta PAC permite que quien tenga unos ingresos de, al menos un 5% de la agricultura, incluidas las propias ayudas, ya es agricultor activo.

Para UGAM-COAG, el derecho a percibir se centra en que los ingresos que vengan de las ayudas (sin contar éstas) tienen que ser al menos de un 25%. También defiende que para cobrar ayudas se debería estar dado de alta en la Seguridad Social (SS) Agraria.

Por el contrario, según han explicado, los datos "reales" confirman que la SS Agraria la pagan entorno a 350.000 personas, pero las ayudas de la PAC las cobran unas 950.000. "Esto es porque desde Europa están dispuestos a darle dinero a los terratenientes europeos y empresas capitalistas sin límite", han dicho.

En este sentido, la nueva PAC pone un límite de 300.000 euros por explotación, pero UGAM cree que el límite no debe superar los 100.000 euros, cifra a la que no llega ningún productor de esta región, según UGAM-COAG.

En cuanto a las ayudas, esta nueva PAC las asigna a la hectárea y "esto es muy grave en Cantabria, ya que todas están repartidas", según Anabitarte. Otro punto con el que no está de acuerdo la organización es con que todas las hectáreas en toda Europa "valgan lo mismo".

En protesta por todo ello UGAM-COAG ha organizado la concentración y el Mercado Transparente Agrario, que será el acto final de movilizaciones contra la PAC. Asimismo, se van a desarrollar concentraciones en otras comunidades autónomas como Bilbao (27 de octubre) y Burgos (26 de octubre).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.