El consejero de Salud y Política Social del Gobierno de Extremadura, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha agradecido el "esfuerzo" de las personas mayores por su papel "fundamental" en el entorno familiar en una situación de crisis económica como la actual.

Así lo ha señalado en el acto de conmemoración del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional que ha tenido lugar este miércoles en el Parlamento de Extremadura, y en el que se han dado cita los presidentes de las casas de mayores de Extremadura, acompañados por la directora gerente del Sepad, Cristina Herrera, y el presidente de la Cámara, Fernando Manzano.

"Somos conscientes del gran esfuerzo que realizan nuestros mayores, no solo a nivel productivo y económico, sino también educativo y emocional", ha manifestado el consejero, al tiempo que ha instado a los ciudadanos a aprovechar su "experiencia" y "sabiduría".

De esta manera, Hernández Carrón ha destacado la "gran responsabilidad" que tienen los mayores, no sólo en el cuidado de sus nietos, sino como "piezas fundamentales" en la economía familiar, dado que muchas familias viven gracias a su colaboración.

Además, ha explicado que la consejería, a través del Sepad, ha definido a lo largo de este año las líneas de acción para desarrollar una sociedad en la que desde todas las edades se impulse el "envejecimiento activo" y las "relaciones intergeneracionales".

En su intervención, Hernández Carrón ha remarcado la práctica de ejercicio físico, el entrenamiento para el refuerzo de la memoria y el voluntariado como algunas de las áreas en las que se trabaja con el fin de mantener a los mayores "en una permanente actividad mental, física e incluso, por qué no, productiva".

En esta línea, el consejero ha indicado que cada vez se vive "más tiempo" y con "mejor salud", de ahí la necesidad de favorecer las oportunidades y beneficios para que los mayores envejezcan "activamente" y que vivan de una manera "independiente".

Tras considerar a los centros de mayores como "piezas clave" en este proceso, Hernández Carrón ha apostado por seguir trabajando para prevenir la dependencia, garantizar un envejecimiento activo, fomentar las relaciones intergeneracionales y acabar "con las trasnochadas convicciones de que el ser mayor es sinónimo de perdido, pues el hacerse mayor es experiencia de vida".

Contribución imprescindible

Por su parte, el presidente del Parlamento extremeño, Fernando Manzano ha apuntado que gracias a la "cultura del envejecimiento activo", la mejora de la calidad de vida de los mayores puede traducirse en "nuevas oportunidades y proyectos vitales" que potencian sus aptitudes personales.

"El envejecimiento activo es, en definitiva, un prisma desde el que podemos contemplar la madurez como una etapa en la que se pueden alcanzar aquellos sueños que se abandonaron en el pasado", ha aseverado.

En su discurso, Manzano ha reconocido la contribución de los mayores a la sociedad, que se convierte "en imprescindible para muchas familias", y donde este colectivo aporta un "alivio económico y una garantía de recursos" para quienes sufren "las devastadoras consecuencias de la crisis".

"En una muestra de entrega y generosidad, nuestros mayores ofrecen sus recursos y abren una vez más las puertas de sus casas para acoger a aquellos hijos que abandonaron el hogar para formar sus propias familias, y que se ven ahora obligados a retornar por su delicada situación laboral", ha añadido.

De este modo, Manzano ha manifestado que los mayores "aún" tienen "mucho" que enseñar al transmitir los valores de una generación "que sufrió la carestía y el rigor de la posguerra, que supo reconstruir este país" y que "ahora se ha convertido en el pilar en el que se sustentan tantas familias".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.