Un total de 10 centros escolares de la Comunitat Valenciana —siete de ellos de la provincia de Valencia y tres de Castellón— han solicitado hasta el momento permitir el uso de la fiambrera en su comedor, han informado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Educación.

Desde el departamento de Campanar han explicado que no existe un plazo para que los centros puedan solicitar el uso de los 'tuppers' en el comedor escolar, sino que se trata de un proceso abierto, lo que significa que en cualquier momento, si así lo solicitan los padres y lo acuerda el consejo escolar por mayoría de dos tercios.

Así, insisten, "en cualquier momento a lo largo del curso los consejos escolares podrán decidir, con plena autonomía, si los alumnos pueden hacer uso de la fiambrera, siempre en función de las plazas vacantes y del alumnado y del centro".

La administración autonómica recuerda que la propuesta debe partir de los representantes de los padres y madres de alumnos en el consejo escolar y la decisión de implantar este servicio debe ser aprobada al menos por dos tercios de los representantes del mismo. Así mismo, el acuerdo tendrá validez solo para el curso 2012-13.

Educación destina este curso 1,45 euros por alumno y día para costear el servicio de comedor y los monitores que se ocupan de todos los escolares que se quedan a comer en el centro, tanto de los que optan por la comida suministrada en el comedor como por los que decidan llevar la comida de casa.

AHORRO

Esta medida "ha permitido que las familias que deciden hacer uso de la fiambrera no tengan que hacer ningún tipo de desembolso económico para cubrir el servicio y puedan ahorrar", recalcan.

De este modo, la Conselleria destinará a los centros un total de 232 euros anuales por cada uno de los alumnos que hagan uso de las instalaciones del comedor escolar y decidan llevar la comida de su casa, han concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.