La Fiscalía de Medio Ambiente de Valencia está investigando el varado de los dos barcos que se encuentran encallados en la playa de El Saler tras la tormenta del pasado 28 de septiembre, según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras del proceso.

El ministerio público abrió una investigación de oficio por este asunto, y seguidamente ha incorporado la denuncia interpuesta por Compromís el pasado 20 de octubre, en la que se requería una investigación por los daños que se han producido en la playa y en el entorno dunar de la zona. Para esclarecer estos aspectos, Fiscalía ha solicitado la práctica de una serie de diligencias.

Compromís, en su denuncia, pedía al fiscal que investigara "todo", desde quién era el responsable, hasta el plan de rescate. También destacaba que se calculaba en más de dos millones de euros los trabajos para retirar los barcos. Asimismo, incluía que más de 20 días después de la tormenta, los barcos seguían —y permanecen— en el mismo lugar en el que quedaron varados, y alertaba de que los "fallidos" intentos de remolcar estas embarcaciones habían provocado, en la playa, una intensa erosión.

Además, planteaba que "la gran afluencia de visitantes" para ver estos dos buques en las proximidades de la orilla de la playa, había ocasionado un impacto "muy negativo" en el frágil ecosistema El Saler y, sobre todo, en el cordón dunar.

Junto a ello, Compromís destacaba en su escrito de denuncia que para regenerar la zona se deberá plantar más de 15.000 ejemplares de plantas, y subrayaba que la administración local deberá invertir 55.000 euros para la replantación de las dunas.

Plan de rescate

Por otro lado, en la denuncia se dejaba patente que todos los indicios parecen apuntar a que el propio plan de rescate de las dos embarcaciones siniestradas no contaba con el debido estudio previo de impacto ambiental, "pese a haber sido autorizado por Salvamento Marítimo, de conformidad con lo exigido por la instrucción técnica del área de Costas del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente".

Compromís preguntaba dónde estaba esa declaración, y ha pedido a la Fiscalía que "lo investigue". Asimismo, ha comentado que, como también recoge su escrito, "a mayor abundamiento, en los últimos días" se ha sabido "que los dos jefes de máquinas de los buques, en el momento de la tormenta, se encontraban en tierra, es decir, que los jefes de máquinas habían abandonado su responsabilidad".

Por ello, considera "necesario" que se realice la pertinente investigación en aras a determinar las presuntas responsabilidades, de las que en un futuro deban responder las navieras de las embarcaciones.

Consulta aquí más noticias de Valencia.