El secretario provincial del PSOE de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, ha aseverado este miércoles que está "a disposición" del partido para lo que se le encomiende, "como cualquier otra persona". En este sentido, ha defendido que intentará "ser útil" desde el "sitio" que sea preciso, pero ha llamado la atención sobre la necesidad de hacer "bien" el proceso de renovación de "ideas y proyecto".

"Tras esa reflexión, ya encontraremos las personas para dirigir el proceso", ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, preguntado sobre el futuro de su formación tras la derrota en las urnas el pasado domingo, consciente de que su nombre figura en muchas quinielas para suceder a Pachi Vázquez.

Pero, a juicio del también presidente de la diputación lucense, lo importante ahora son "los textos de discusión" política que se van a abordar en el cónclave socialista previsto para el próximo año, en el que se deben dar "respuestas" sobre cuestiones como la "economía" y ofrecer propuestas en materia de "fiscalidad".

Así las cosas, el también presidente de la Diputación lucense ha juzgado que la posibilidad de que él mismo dé un paso adelante "no es una cuestión que se deba decir ahora", sino que toca "reflexionar sobre qué tipo de partido y de proyecto" tienen los socialistas que "transmitir a la sociedad". Más aún, cuando "los tiempos que corren" abocarán al PSOE a "dar respuestas a muchos problemas que van a tener los ciudadanos".

Construir "un partido fuerte"

"La situación que viene no va a ser buena y va a requerir de un partido fuerte, que tenga respuestas claras y coherentes", ha recalcado, partidario de que su formación "aproveche el tiempo" que resta hasta el congreso para trabajar en el apartado de las "ideas". Con estos mimbres, ha augurado que "no habrá problemas" en "quién encabece" la formación.

Además, reflexionando sobre que "hay tiempo" hasta las próximas elecciones —las municipales serán en mayo de 2015—, ha incidido en que se hagan las cosas "bien". "Demos una lección de sensatez", ha subrayado Besteiro.

Nadie va a "teledirigir" el congreso

Dicho esto, ha apelado a "no perder lo que debe inspirar este proceso", que es la reconstrucción del partido "de abajo a arriba". "Ya no va a haber nadie, ni creo que fuera correcto, que intente teledirigirlo", ha advertido, insistiendo en que los militantes "tienen que participar".

En este sentido, el socialista lucense ha abundado en que se debe "motivar" que el "latir" de los afiliados "se traslade a las diferentes asambleas" para que se conviertan en "foros de discusión y aportación de ideas", sin querer pronunciarse sobre la posibilidad de que el conjunto de los militantes puedan votar en el congreso.

Sin "preferencias" para el portavoz

Al hilo del futuro del partido, ha declinado pronunciarse sobre la posibilidad de que Pachi Vázquez dé la réplica al presidente de la Xunta en el debate de investidura, toda vez que esta decisión compete, como ha dicho, al propio Grupo Socialista en la Cámara gallega. "No tengo opiniones ni en contra ni a favor", ha puntualizado.

Tampoco ha manifestado ninguna "preferencia" para la elección del portavoz parlamentario del PSdeG, ya que "el propio (Abel) Losada" realizó esta labor de forma "magnífica" y hay "muchas personas que pueden desarrollar ese trabajo". Además, la persona que ejerza esta responsabilidad podría variar en unos meses cuando "se renueve la dirección del partido".

"TÉCNICAMENTE,

Es una dimisión"

Cuestionado sobre las voces que piden la dimisión del secretario xeral, Besteiro ha señalado que Pachi Vázquez "ya puso su cargo a disposición de partido, lo que, técnicamente, es una dimisión". "Otra cosa es que la ejecutiva entendió que él debe dirigir el partido hacia ese proceso de transición, lo que no es nada extraño", ha razonado.

Comparando esta decisión con la salida "abrupta" que protagonizó Emilio Pérez Touriño tras la pérdida de la Xunta, ha valorado que esta forma de actuar "puede dar mayor seriedad y mayor responsabilidad" al proceso. "Él ya dijo que no va a ser un problema, y va a ser coherente", ha dado por hecho.

Análisis de la derrota

Además, en declaraciones a Europa Press, el lucense ha hecho hincapié en que prefiere esa convocatoria del congreso en los próximos meses, porque permitirá "una reflexión meditada" para alcanzar "soluciones", y no una salida "rápida que no conduzca a nada".

Por último, acerca de las causas que condujeron al PSdeG a perder siete diputados, ha rechazado "darle más vueltas" porque "no va a cambiar" lo ocurrido. "Toca abrir un periodo de reflexión y de trabajar en la procura de un nuevo proyecto que nos conecte mejor con la sociedad, porque, efectivamente, algo falló", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.