El sistema inmunitario de una persona optimista funciona mejor que el de una pesimista. Así lo han defendido este miércoles los galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2012, Sir Gregory Winter y Richard A. Lerner, ante las preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa.

"Yo hacía medicina y solía pensar que eso no tenía sentido, pero al reflexionar sobre ello se ha sabido durante más de 50 años que los esteroides afectan en gran manera al sistema inmunitario, tampoco hay duda de que el estrés afecta la producción de esteroides, por tanto una persona que es pesimista ve la vida de una manera más estresante, produce por tanto más esteroides y eso conlleva que tenga un sistema inmunitario más débil que una persona que es más alegre. Así que hay una base científica", ha explicado Lerner.

Por su parte Winter ha manifestado que se trata de una de esas "proposiciones difíciles de probar de manera rigurosa, pero se puede entender que puede tener esa base científica".

El biólogo británico Sir Gregory Winter y el patólogo estadounidense, Richard A. Lerner, han destacado que, además de además de lo profesional "les une una amistad que ha hecho más sencillo su viaje juntos", y han asegurado que es un "placer competir y colaborar entre ellos".

Ambos científicos han coincidido en señalar que es "un gran error" recortar el presupuesto destinado a investigación en tiempos de crisis, ya que según los galardonados este es un buen momento para reorganizar la economía e invertir en investigación porque "el mundo será cada vez más dominado por el conocimiento y la investigación".

"La cantidad total destinada a investigación es una fracción pequeñísima del presupuesto total de un país y proporciona la capacidad de crear una economía mucho mejor", ha explicado Winter. palabras que fueron refrendadas por su compañero que ha añadido que "la investigación conduce al empleo".

Inmunidad absoluta

Han considerado que aún es posible avanzar mucho en la inmunidad de las enfermedades conocidas, aunque nunca sería posible lograr la inmunidad total del ser humano ante cualquier virus o bacteria desconocida que aparezca.

"No será posible crear la inmunidad absoluta pero si aumentar la inmunidad actual y mejorarla si se sabe cual es el agente contra el que hay que luchar", ha dicho Lerner.

Los galardonados han explicado que ya son muchas las enfermedades que cuentan con tratamientos muy eficaces, que si bien no son curativos si que hacen que la vida del paciente sea "más larga y en mejores condiciones". Así han destacado que hay ya anticuerpos que mejoran enfermedades respiratorias, algunas mortales para niños, otros con respecto a la diabetes o el colesterol y lo mismo con los analgésicos.

"Hay pocas enfermedades para las que los anticuerpos no lograrían mejorar la vida de los pacientes, curarlas ya es otra historia", explicó Winter. "Hay muy poscas enfermedades que la medicina hoy pueda curar del todo, pero son muchísimas las que se puede lograr una mejora, por ejemplo el VIH", añadió Lerner.

Consulta aquí más noticias de Asturias.