El sindicato CCOO ha pedido este miércoles una reunión extraordinaria del Consejo de Administración de Caja de Extremadura para "impedir" la aplicación del plan de ajuste laboral, "impuesto por el plan de recapitalización de Liberbank".

En una nota de prensa, CCOO Extremadura lamenta la información "incompleta" que, supuestamente, se ha dado a los consejeros de la entidad extremeña acerca de los "planes reales" de Liberbank.

CCOO ha explicado que apoya, a través de su representante en el Consejo de Administración, una nueva reunión porque, en la última celebrada, la información proporcionada por el presidente "no relacionaba el plan de recapitalización con el plan de ajuste laboral sus efectos negativos sobre la plantilla".

De este modo, ha solicitado otra reunión "antes del 30 de este mes", teniendo en cuenta que el porcentaje de Caja de Extremadura "todavía tiene la capacidad de bloquear o reorientar el plan de ajuste", añade.

"En este encuentro es donde se debe definir qué posición tiene Caja de Extremadura frente al Plan de viabilidad que se presentará en la Junta Extraordinaria de Liberbank del día 30", se explica en la nota.

RESPONSABILIDADES

Por otro lado, CCOO ha reclamado "responsabilidades", "en todo este proceso", al presidente de Caja de Extremadura, Víctor Bravo, del mismo modo que ha pedido un "compromiso claro" a favor de los intereses de los usuarios y la plantilla en Extremadura.

"El presidente de Caja de Extremadura ha de poner por delante los intereses de la entidad, de los trabajadores y trabajadoras y de la propia comunidad extremeña, que quedaría tremendamente perjudicada por la aplicación de este plan de ajuste si no se consigue paralizar", añade la nota.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.