El diputado general de Álava, Javier de Andrés (PP), ha asegurado no tener "pruebas" de que en la reunión del Consejo Vasco de Finanzas Públicas existiera un pacto entre el PSE-EE y Bildu para votar a favor de la devolución inmediata al Gobierno vasco del dinero ingresado por las llamadas 'vacaciones fiscales'. No obstante, ha estimado "claro" que hubo un "acuerdo" entre el Ejecutivo socialista y la Diputación foral de Gipuzkoa.

De Andrés ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación antes de que diera comienzo la presentación de las operaciones que llevará a cabo la aerolínea Helitt en el aeropuerto alavés de Foronda.

En la última reunión del CVFP, celebrada este pasado martes, se determinó, gracias a los votos del Ejecutivo socialista y de la Diputación de Gipuzkoa, que cada administración foral entregue ya a la autonómica el dinero que corresponda de lo ingresado a través de los incentivos fiscales declarados ilegales por la Unión Europea, conocidos como 'vacaciones fiscales'. En total, las Diputaciones deberán entregar al Gobierno vasco más de 200 millones de euros por este concepto.

Este miércoles, el diputado alavés ha señalado que esa cantidad recuperada de las 'vacaciones fiscales' "no se tiene que utilizar para resolver las cuentas de 2012 porque, además, todavía no se sabe seguro si habrá que devolverlo a las empresas".

En este sentido, ha apuntado que la institución foral alavesa está "peleando" en los tribunales para que el dinero se revierta al tejido industrial. En opinión de De Andrés, "apresurarse a repartir el dinero en vez de esperar a conocer la sentencia definitiva es una mala opción".

Asimismo, ha recordado que existe un "preferente muy claro", como son las ayudas del llamado 'caso Rover', en el que la Diputación de Álava tuvo que devolver el importe del IVA recaudado por la importación de vehículos.

"Nos podemos encontrar con un caso igual", ha advertido De Andrés. A su juicio, "tenía que haber imperado la prudencia y no las prisas por resolver un caso puntual como son las cuentas de 2012".

"completo error"

Además, ha asegurado que "ya se habló en el CVFP de que este dinero se iba a destinar a fortalecer el tejido industrial, especialmente, en Álava", el territorio "más afectado" por esta cuestión.

El diputado alavés ha insistido en que el dinero devuelto de las 'vacaciones fiscales' "no es para saldar las cuentas de ETB ni de las embajadas vascas en el mundo, sino para volver al tejido industrial". Por ello, ha entendido que se trata de un "completo error" si el dinero se reparte "para pagar las deudas y el déficit que tiene el Gobierno vasco".

Para De Andrés, resulta "obvio" que la pretensión del Ejecutivo autonómico es disponer del dinero en 2012 para "aliviar" su déficit. "Eso es evidente", ha añadido al respecto.

Pacto pse-BILDU

En cuanto a las palabras del diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao (PNV), que sugirió que la coincidencia entre el Ejecutivo vasco y la Diputación de Gipuzkoa sobre el reparto de las sumas procedentes de las 'vacaciones fiscales' podría responder a "un acuerdo político" entre el PSE-EE y Bildu, De Andrés ha dicho no tener "pruebas" de que haya habido "ningún pacto".

No obstante, ha afirmado que "lo que está claro es que ha habido un acuerdo entre el PSE-EE y Bildu". "Si ese pacto era anterior o se hizo allí mismo ya no lo sé, lo que sé es que entraron juntos en la sala y votaron juntos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Álava.