El Tribunal de Cuentas del Estado ha concluido que la Diputación foral de Bizkaia no ha cometido ningún perjuicio a los fondos públicos vizcaínos con la aprobación y abono de la subvención de dos millones de euros para el proyecto de construcción de la planta de purines de Karrantza, según ha trasladado la diputada de Agricultura, Irene Pardo, en su comparecencia este miércoles ante las Juntas Generales de Bizkaia.

Pardo ha asegurado que "no se ha generado responsabilidad contable por alcance ni perjuicio para los fondos públicos vizcaínos, y lo dice el tribunal" y ha informado de que el Departamento de Agricultura ha solicitado el reintegro de los dos millones de euros subvencionados por la Diputación "al amparo de la Norma Foral 5/2005 Artículo 33.1.b, que establece esta posibilidad en base al incumplimiento parcial o total del objetivo del proyecto".

En su comparecencia, Pardo ha recordado que el 19 de febrero de 2007, el Gobierno vasco, Ganaderos Unidos del Valle de Carranza Sociedad Cooperativa (GUVAC), Karrantzako Minda Sociedad Limitada y la Diputación Foral de Bizkaia suscribieron el "Protocolo de intenciones, gestión, tratamiento y valoración de residuos orgánicos y recuperación medioambiental del valle de Karrantza", para dar solución a la problemática de los residuos generados por el ganado en esta localidad.

Según ha indicado, el departamento de Agricultura "únicamente se comprometió a presupuestar dos millones de euros para apoyar la fórmula de construcción de una planta de tratamiento de purines" en el municipio. En ese sentido, ha recordado que fue la Comisión de Agricultura la que instó al Departamento a "agilizar los trámites para otorgar la ayuda argumentando la necesidad y por lo que el Departamento propuso al Consejo de Gobierno de 2 de diciembre de 2008 la concesión de la subvención de dos millones de euros".

En este contexto, ha precisado, el pago de las dos anualidades de la subvención se realizó cumpliendo el acuerdo de Consejo de Gobierno y previo informe favorable del Servicio de Desarrollo Agrario de la Diputación.

También ha indicado que el departamento de Agricultura, a través de su Servicio de Desarrollo Agrario, realizó "el correspondiente seguimiento de la ayuda y cumplimiento de las condiciones del acuerdo para la concesión y abono de la subvención, asimismo de acuerdo con lo establecido en la Norma Foral 5/2005 de 31 de mayo, por la que se regula el régimen jurídico general de las subvenciones otorgadas por el ente foral".

Posteriormente, ha explicado, al amparo de la Norma Foral y seguimiento del Servicio de Desarrollo Agrario, "se ha constatado que el ritmo de ejecución de las inversiones subvencionadas no garantizaba el cumplimiento de la finalidad para la que se concedió la subvención, de aquí la tramitación del expediente para proceder al reintegro de la ayuda concedida en base al incumplimiento del objetivo del proyecto".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.